26/02/2024
02:16 AM

'Le pedía que no cerrara sus ojitos”: bombero que atendió a menor

  • 21 febrero 2015 /

El bombero Erik Gómez trasladó al hospital a Briana Ramos, quien no sobrevivió.

Tegucigalpa, Honduras

“Cuando la llevaba en mis brazos solo pensaba en mi hija”, relata el bombero Erik Gómez, quien trasladó al hospital a Briana Ramos de dos años, la primera fallecida luego del incendio en la Feria del Agricultor.

Su rostro denota tristeza, pues la pequeña no sobrevivió. “Cuando la agarré la vi bastante mal; ella cerraba sus ojos y yo le decía que no se durmiera. Le repetía: ‘Mi amor no cierre sus ojitos’, me daba miedo que se fuera a morir en mis brazos”, relató.

En el trayecto al Hospital Escuela un choque atrasó más de 10 minutos el traslado, “fue el tiempo de angustia más grande”, aseguró Gómez.

“Por ratitos se ponía a llorar, se quejaba del dolor. Ella llevaba la piel como guantes, se quedaba viendo sus manos como extrañada, como pensando ¿qué fue lo que me sucedió? y se restregaba sus manitos, me daba tanto pesar porque yo tengo una niña de año seis meses y yo miraba a mi hija en ella”, explicó con tristeza.

“Yo le separaba sus manitos; ella me volteaba a ver como diciendo: ‘¡Ayúdame!’. Eso me tocaba el corazón”, añadió mientras sus ojos se cristalizaron.

Al llegar a la emergencia del Hospital Escuela corrió hasta la emergencia de niños del Materno Infantil con la esperanza de que la pequeña sobreviviera. “Yo llevaba la esperanza de que la niña se iba a salvar, pensaba que en su piel solo iba a quedar ese recuerdito; pero cuando me dijeron que se había muerto me llegó al corazón, fue duro”.