Tegucigalpa, Honduras.

Para el ministro de Seguridad, Ramón Sabillón Pineda, “mientras haya cultivo o laboratorios y haya un mercado de consumo en todos los países va a haber una constante lucha” contra el narcotráfico.

Un cartel sale y entra otro porque es acción con reacción, como hay un mercado de consumo se busca suplir ese vacío”, agregó. Sabillón dijo sentirse comprometido en darle captura a los hondureños solicitados en extradición y en combatir el flagelo de la extorsión de forma sistemática.

El funcionario no descartó que en las próximas solicitudes de extradición haya políticos y reconoció que hay otros actores de la vida política implicados en la narcoactividad.

“En partidos políticos sí hay algunas cuestiones que hay que tratarlas y no digo que estén en cargos de partidos actualmente, sino que también tienen sentido de pertenencia partidaria porque el extracto más fiable está en Estados Unidos. Hay exdiputados y todo tipo de actores de la vida política, si hay una organización que tenga algún involucramiento hay que tomarse el tiempo para hacer la investigación, ya hay -políticos- y eso deduce que pueden haber más”.

Extradiciones

El Gobierno no tiene una meta en cuanto a extradiciones, pero Sabillón dijo: “Yo lo que veo es el cien por ciento y por eso hacemos un trabajo de gabinete de ver personas que estén en el país, algunos que no hayan fallecidos y determinar cómo tenemos que intervenir para aplicar el procedimiento que es el arresto emanado del Poder Judicial. Según lo que está en papel hay 37 órdenes de extradición pendientes”.

Sobre los policías depurados que están en proceso de ser reintegrados a la institución, el ministro dice que “hay dos temas porque el depurado es uno y ese solo puede entrar con orden judicial, el reingresado es porque hubo un número que se fueron por voluntad propia o por diferentes causas”.

Agregó que con la Fuerza Nacional Anti Maras -que recién tomó el mando la Policía- se va a atacar el flagelo de la extorsión, “ya hemos iniciado”.