04/12/2022
04:35 AM

Más noticias

La razón que retrasa la extradición de “El Tigre” Bonilla hacia Estados Unidos

El exjefe de la Policía Nacional ha solicitado una pronta extradición. Autoridades hondureñas ya tienen la logística culminada.

Tegucigalpa, Honduras.

El exdirector de la Policía Nacional Juan Carlos “Tigre” Bonilla está en la cornisa de la extradición desde Honduras hacia Estados Unidos, cuyas autoridades lo acusan de delitos relacionados al narcotráfico a gran escala.

El caso, magnánimo en la historia del país, ha sufrido un retraso procedimental desde que fue capturado, en marzo, cuando conducía su vehículo por la carretera interdepartamental CA-5, en Zambrano, Francisco Morazán, y a pesar que el mismo Bonilla, a través de su defensa, ha solicitado una extradición expedita y enfrentar los cargos en los tribunales estadounidenses.

Según autoridades hondureñas, que permanecen a espera de operar para extraditar al exjerarca policial, solo resta que la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), dé “luz verde” y proceda a trasladar a Bonilla hacia una prisión de Estados Unidos previo a la presentación de acusaciones. Así confirmó José Manuel Zelaya, ministro de Defensa, a Televicentro durante las últimas horas.

De manera que, Honduras coordinará con la DEA la inminente extradición del hondureño y el próximo paso sería el anuncio del arribo de un avión de la agencia estadounidense al país y en el que será trasladado Bonilla Valladares.

Los cargos contra Juan Carlos “El Tigre” Bonilla.

“El Tigre” se encuentra recluido, desde su arresto, en una celda del Batallón de Infantería, en la periferia de la capital Tegucigalpa. Un juez natural reafirmó la aprobación de la solicitud de extradición que pende contra él el último viernes 29 de abril, por lo que su extradición hacia Estados Unidos es inminente.

DE JEFE POLICIAL A EXTRADITABLE

Fiscales federales de Nueva York atribuyen a Bonilla tres cargos relacionados con “usar o portar armas (...) en relación a la conspiración para importación de narcóticos” a Estados Unidos.

En exdirector policial jugó un “papel clave en una conspiración internacional de tráfico de drogas” y cometió delitos en nombre del exdiputado “Tony” Hernández, condenado, “y de su hermano el presidente”, en referencia al ahora exgobernante Juan Orlando Hernández, entre ellos “el asesinato de un traficante rival”, indicó en abril de 2020 el fiscal del distrito de Manhattan, Geoffrey Berman.

CAPTURADO

El 22 de marzo de 2022, Bonilla fue finalmente arrestado, después de más de dos años sin conocerse su paradero.

Juan Carlos Bonilla también enfrenta una cadena perpetua en los Estados Unidos. Juan Carlos Bonilla también enfrenta cadena perpetua en los Estados Unidos.

Bonilla Valladares abusó de su cargo para violar la Ley y “supervisó el envío de múltiples toneladas de cocaína hacia Estados Unidos, usó ametralladoras y otras armas para conseguirlo, y participó en violencia extrema.

La Fiscalía citó en la imputación del exjefe de la Policía hondureña las “pruebas presentadas” en el juicio celebrado el pasado octubre de 2019 en Nueva York contra “Tony” Hernández y las “declaraciones hechas ante el tribunal”, en las que se alegó que varias organizaciones de narcotráfico tuvieron “apoyo” de políticos y agentes del orden en Honduras entre 2003 y 2020.