25/09/2022
11:54 AM

Más noticias

Fiscalía presentaría relatos de Alexander Ardón y “El Rojo” contra Juan Orlando Hernández

El expresidente hondureño irá a audiencia el 10 de mayo, momento en que le leerán sus cargos.

Nueva York, Estados Unidos.

El 10 de mayo el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández se enfrentará por primera vez al reconocido juez Kevin Castel, mismo que juzgó hace unos años a su hermano “Tony” Hernández y quien purga una cadena perpetua más 30 años de cárcel, por narcotráfico en Estados Unidos.

La Fiscalía dice tener evidencias “demoledoras” contra el exmandatario y lo acusa de tres cargos asociados al narcotráfico y uso de armas, además de operar Honduras como un “narcoestado” y “usar sobornos” que supuestamente recibió de narcotraficantes como “El Chapo” Guzmán para cometer fraude electoral en las dos elecciones a las que concurrió, en 2013 y 2017.

Una acusación formal de Estados Unidos, de 20 páginas, alega que Hernández formó parte de una conspiración que desde 2004 transportó más de 500 toneladas de cocaína hacia Estados Unidos a través de Honduras, procedente de Colombia, Venezuela y otros países. Como parte de esa conspiración, Hernández recibió “millones de dólares de múltiples organizaciones narcotraficantes en Honduras, México y otros lugares”, indica la acusación.

El expresidente fue movilizado en una aeronave de la DEA que lo llevó extraditado a los Estados Unidos, el 21 de abril de 2022, desde la base aérea Hernán Acosta, de Tegucigalpa.

Juan Orlando Hernández siendo extraditado hacia Estados Unidos.

Según se conoció, la Fiscalía de Nueva York estaría presentando entre todas las evidencias, los testimonios escritos de Alexander Ardón, exalcalde de El Paraíso, Copán, considerado por Estados Unidos como el principal líder del cartel del narcotráfico llamado los AA.

Ardón, quien construyó una gisgantesca fortuna en el occcidente de Honduras, se convirtió en uno de los principales testigos de Estados Unidos en el juicio contra “Tony” Hernández y también lo sería en contra del expresidente.

Antes de la acusación que la Corte del Distrito Sur de Nueva York formulara contra el exalcalde de El Paraíso, Copán, este había empezado un proceso de negociación para entregarse, y pactó además proveer información clave con la idea de negociar su condena. Desde el 4 de febrero de 2019 se concretó la entrega en Guatemala, adonde un equipo de la DEA esperaba al exalcalde para trasladarlo a Nueva York.

Ardón explicó que en una reunión celebrada en El Paraíso, “El Chapo” entregó un millón de dólares en paquetes de 50,000 y 100,000 dólares a Juan Antonio Hernández. Según el testigo de la Fiscalía, él mismo participó en contar la cantidad que el narcotraficante mexicano le entregó al exdiputado hondureño con el objetivo presuntamente de financiar la campaña del exjefe de Estado hondureño.

El testimonio de Ardón, quien fue acusado de traficar grandes toneladas de cocaína a Estados Unidos, sería clave en la formulación de hechos presentados por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York contra el exgobernante.

Relacionada: Defensa de Juan Orlando Hernández asegura que su hermano Tony no declarará en el juicio

También se prevé el relato de Víctor Hugo Díaz Morales, alias El Rojo, testigo cooperante de la Fiscalía. En su momento este individuo expuso que con ayuda de “Tony” Hernández envió a Estados Unidos unos 140,000 kilos de cocaína durante 12 años, de 2004 a 2016.

“El Rojo” dijo haber participado en 18 asesinatos y contó que “Tony” Hernández acudía a las reuniones sobre tráfico de cocaína armado con una pistola y a veces con un fusil de asalto. En una reunión en 2005 en la finca de otro narco, Antonio Santos, “El Rojo” contó que “Tony” Hernández le pidió 40,000 dólares y “dijo que el pago sería (...) para la campaña de elección que estaba siendo sostenida por el hermano de él, Juan Orlando Hernández, para diputado de la República”.

El narco Víctor Hugo Díaz Morales contó que luego volvió a ofrecer más sobornos para Juan Orlando Hernández, que quería presidir el Congreso.

Víctor Hugo Díaz Morales, El Rojo, fue capturado el cuatro de marzo de 2017 cuando transitaba por la zona 10 de la ciudad de Guatemala. “El Rojo” era querido por la Corte Distrital Sur de Nueva York desde el 31 de octubre del 2015 y es sindicado de los delitos de “conspiración para importar dentro de los Estados Unidos y dentro del territorio aduanero de los Estados Unidos desde un lugar fuera de los mismos, cinco kilogramos o más de mezclas y sustancias que contienen una cantidad perceptible de cocaína”.

“El Rojo” era el contador de Héctor Emilio, alias Don H, narcotraficante extraditado y condenado a cadena perpetua por Estados Unidos.

Según se conoció, los fiscales también presentarían importantes documentos, mensajes y fotografías que mostrarían una presunta relación del expresidente con narcotraficantes.

Hernández, quien antes de que se presentaran cargos en su contra había sido identificado en un documento de la Fiscalía de Manhattan como el “CC-4” sin nunca mencionar su nombre y vinculándolo con el narcotráfico, ha reiterado en varias ocasiones que es inocente, incluso antes de ser extraditado grabó un mensaje para los hondureños, que fue dado a conocer en las redes sociales por su esposa Ana García: “Soy inocente, he sido y estoy siendo sometido a un proceso de manera injusta”, indicó.