02/03/2024
09:40 AM

Juan Orlando Hernández tiene un espacio privado, TV y lugar para hacer ejercicio

El expresidente hondureño permanece en un centro de detención de Brooklyn, en Nueva York.

Nueva York, Estados Unidos.

El prestigioso equipo de defensores del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández continúa trabajando en la contrastación de evidencias presentadas por la Fiscalía para liberar al exmandatario de una posible cárcel de por vida en caso de ser hallado culpable de narcotráfico y uso de armas en Estados Unidos.

Se conoció que la defensa propondrá una oferta de fianza a las autoridades de Estados Unidos de al menos tres millones de dólares para que el exgobernante se defienda en libertad. Los abogados indicaron que la oferta cuenta con el apoyo de la comunidad judía que radica en Estados Unidos y que la presentarán en las próximas semanas.

También se conoció que Juan Orlando Hernández ha sido visitado en el centro de detención de Brooklyn por parte del rabino mayor de Honduras, Aaron Lankry, y el rabino Yosef Cohen, antiguo capitán de la Armada de República Dominicana.

Hernández Alvarado estaría iniciando en el Talmud, el texto central del judaísmo, “para incrementar su conexión espiritual con Dios y recibir comida kosher judía”, según subrayaron.

También se indicó que el expresidente tiene un espacio privado con acceso a una cancha de baloncesto, televisión y un lugar donde hacer ejercicio.

Momento en que Juan Orlando Hernández iba a ser entregado a la DEA para extraditarlo hacia Estados Unidos.

El proceso contra el expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández continuará en una próxima sesión el 10 de mayo a las 11:00 am, según fue comunicado por parte del juez de instrucción del Tribunal Federal del sur de Nueva York, Stewart D. Aaron.

En esa fecha se presentarán las pruebas que pesan contra Hernández, presidente de Honduras entre 2014 y 2022, y que fue arrestado el pasado 15 de febrero tras un pedido de extradición por parte de Estados Unidos.

Hernández, de 53 años, va a ser acusado de delitos que van desde 2004 a 2022, por los tres cargos siguientes: conspiración para la importación de cocaína, posesión de ametralladoras y armas pesadas, conspiración para la posesión de esas ametralladoras y armas. Estos dos últimos delitos pueden merecer la cadena perpetua.

Aferrados a la fe y con esperanza en la justicia

Ana García, esposa del expresidente, expresó el pasado domingo su confianza en que el exgobernante recuperará su libertad en Estados Unidos, que lo acusa por narcotráfico y posesión de armas, con la ayuda de Dios y que “pronto” regresará al país.

“Sabemos que de la mano de Dios nos va a traer la libertad de Juan Orlando y su regreso pronto a casa”, dijo García.

Señaló que su familia no pierde “la fe en Dios, la fe es lo que nos sustenta y en saber de la inocencia (de Hernández) , saber que Dios va hacer justicia y esa justicia va a traer a Juan Orlando a nuestro país, él va a demostrar su inocencia”.

Relacionada: “La verdad os hará libres”: el último mensaje de Juan Orlando Hernández al pueblo hondureño

Agregó que el expresidente es “un hombre de temple, con mucha paz, con mucho dominio y nos ha demostrado que él sabe que es inocente, eso se refleja en su rostro”.

Hernández es “un hombre de fe y alguien que nos hace sentir como familia orgullosos, porque sabemos que así va a enfrentar este injusto proceso que se ha abierto en su contra, él es un nombre inocente”, insistió.

Antes de ser extraditado a Estados Unidos, el expresidente pidió a sus familiares que tuvieran “mucha fortaleza, quería vernos fuertes, que estuviéramos unidos y que él iba a estar fuerte para nosotros”, comentó la ex primera dama de Honduras.

Destacó que en los últimos años el exmandatario “trabajó incansablemente por esta nación” y lamentó que “hoy prevalecen las mentiras de estos delincuentes, estos narcotraficantes que fueron extraditados, pero pronto la verdad saldrá a luz y la justicia prevalecerá”.

“Juan Orlando volverá a casa, volverá a nuestra nación y volverá en paz, en libertad y con su honra restaurada y restablecida”, subrayó García, quien indicó que su familia pasa por “momentos difíciles”, pero han estado “unidos, apoyándonos unos a otros para enfrentar esta situación tan dura de ver partir a mi esposo, padre, dijo y hermano”.

García aseguró que “confía en (que) la justicia norteamericana que va poder discernir y encontrar la verdad, y determinar que cada uno de esos testimonios y cada palabra que han dicho esas acusaciones no son más que mentiras de delincuentes que buscan vengarse de quien los persiguió y reducir sus condenas, pero las pruebas van hablar por sí solas”.

Dijo, además, que Estados Unidos no le ha renovado su visa para viajar a ese país del norte, por lo que la exprimera dama no podrá acompañar a su esposo en el proceso judicial en Estados Unidos.