02/10/2022
03:57 PM

Más noticias

Julissa Villanueva: “La Físcalía de turno nos quitó el caso del padre Enrique Vásquez y lo pasó a la Atic”

La viceministra de la Secretaría de Seguridad expresó su descontento en redes sociales, pues asegura que tenían avances, ‘¿Caso de impacto? ¿Qué hay detrás?’.

Tegucigalpa, Honduras.

La viceministra de la Secretaría de Seguridad, Julissa Villanueva, dijo este sábado, en redes sociales, que ahora la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) será la encargada de la investigación en el caso del padre Enrique Vásquez.

Villanueva expresó su malestar, pues la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) ya tenía avances; sin embargo, la Fiscalía pasó el caso a la Atic.

“Como vamos a resolver los casos si cuando @dpi_honduras va avanzando la investigación de la desaparición inicial y asesinato del padre Vásquez, la Fiscalía de turno nos quita el caso y da orden a la ATIC para q se encargue del mismo. ¿Porqué ?; ¿Caso de impacto? o ¿Qué hay detrás?”, escribió en su cuenta personal de Twitter.

Además lea: “Donde se escondan los vamos a encontrar”: Fiscalía sobre asesinos del padre Enrique Vásquez

El padre Quique, como era conocido cariñosamente, fue acribillado el pasado miércoles tras haber desaparecido cuando venía de casa de su madre en Santa Cruz de Yojoa.

Las autoridades habían informado recientemente que varios equipos de inteligencia policial trabajan en el caso del asesinato del sacerdote, quien había sido reportado como desaparecido el 2 de marzo, pero ese mismo día fue encontrado ejecutado en un puente de Morazán y su vehículo fue abandonado en Victoria, Yoro.

Además, se presume que están desaparecidos dos jóvenes que le ayudaban al sacerdote en la construcción de una cabaña en Agua Azul Sierra, y supuestamente lo acompañaban el día que ocurrió el crimen, pero la Policía aún no lo confirma.

El cuerpo del cura, quien dirigía la parroquia San José, ubicada en el barrio Medina, fue sepultado este sábado en su comunidad natal, Agua Azul Sierra.

Decenas de feligreses despidieron al querido padre, quien se caracterizaba por su sinceridad en cada sermón.

Sus familiares, amigos y vecinos exigieron justicia y pidieron a las autoridades que den con los responsables.

“El padre Quique no hacia ningún daño, todo lo contrario era una fuente de ayuda para todos los que acudían a él. No merecía morir de esta manera”, dijo uno de lo feligreses que acudió su entierro.