19/02/2024
10:22 PM

Hondureños pagan L8.62 más por 1 dólar que hace 20 años

En las últimas dos décadas, en el primer gobierno de Juan Hernández hubo la mayor alza, L2.98 por dólar. Entre 2022 y 2023, solo ha subido unos 0.13 centavos.

SAN PEDRO SULA

Los hondureños pagan L8.62 más por cada dólar que hace 21 años, lo cual se traduce en una pérdida del poder adquisitivo en más de 2.5 millones de hogares.

Durante muchas décadas y hasta 1989, los hondureños pagaron por un dólar L2, pero en 1990, tras asumir el poder el extinto presidente Rafael Leonardo Callejas (Partido Nacional) sometió por primera vez al lempira a un proceso de devaluación por exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Cuando Callejas entregó el poder en enero de 1994 el precio de compra de un dólar era de aproximadamente L6.50. Desde entonces, el tipo de cambió nominal ha mantenido una trayectoria hacia el alza, salvo durante el período 2006-2010.

En los últimos 21 años, bajo la administración de siete gobiernos, incluido el de facto de Roberto Micheletti, el precio oficial de compra pasó de L16.159 por dólar (enero de 2002) a L24.7749 por dólar esta semana.

En este período, la moneda experimentó una mayor devaluación durante los gobiernos nacionalistas de Ricardo Maduro (L2.87 más), Porfirio Lobo Sosa (L1.76) y en el primer período de administración de Juan Orlando Hernández (L2.98). Mientras en las administraciones de Manuel Zelaya Rosales, quien se convirtió en presidente por el Partido Liberal, el tipo de cambió nominal se mantuvo estable. Igualmente, en el gobierno de Michelleti (liberal).

En lo que va del gobierno de Xiomara Castro el precio solo ha incrementado L 0.128 (centavos), de L24.6469 por dólar (27 de enero de 2022) pasó a L24.7749 por dólar (12 de octubre).

“En la década de 1990 a 1999, en nuestro país hubo una devaluación abrupta del lempira con relación al dólar estadounidense de tal forma que la moneda se devaluó alrededor de 20%. Sin embargo, en las últimas dos décadas, la moneda se devaluó en 3.3% en promedio”, explicó Liliana Castillo, expresidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE).

Para Castillo, “el nivel abrupto de devaluación de la década de 1990 se tradujo en niveles de inflación que llegaron hasta el 35%, entre 1991 y 1993, y se mantuvieron muy altos en los años siguientes”.

Plantea que la devaluación es dañina para los hogares porque contrae la capacidad económica al extremo de llevarlas a sacrificar hasta en la cantidad y tipo de alimentos que consumen.

“Nosotros somos un país importador de una gran cantidad de bienes y servicios, por lo tanto, todos esos bienes importados de Estados Unidos y Centroamérica son pagados en dólares. ¿Qué pasa si compramos año con año la misma cantidad de productos y la moneda se va despreciando?: vamos a necesitar cada vez mayor cantidad de lempiras para comprar la misma cantidad de productos. Cuando esos productos vienen al país, por los cuales erogamos más lempiras, los precios van a elevarse y (...) los hogares van perdiendo capacidad adquisitiva”, explicó.

El pasado 29 de septiembre, al anunciar la calificación de riesgo de Honduras, la firma Standard & Poor’s proyectó un tipo de cambio que alarmó a algunos economistas. Standard & Poor’s proyecta que a finales de 2023, un dólar costará L25.10; a final de 2024, L25.50; en 2025, 25.90, y en 2026 escalará a L26.30.

Sin embargo, las proyecciones de la calificadora de riesgo solamente son previsiones que realiza para que los inversionistas tengan una base para actuar ante contingencias o ante ese posible escenario.

La proyección, como cualquier otra, tiene solamente tres opciones de ocurrencia, que sea igual al pronosticado o que el valor sea superior o inferior.

Debido a ese alcance, las proyecciones de Standard & Poor’s anteriores no han coincidido con el comportamiento real del tipo de cambio.

Presentarán al Congreso reformas a la Ley de Inprema

El 6 de mayo de 2020 proyectó que el tipo de cambio al cierre de 2022 se situaría en L27.34 por dólar. Esto no ocurrió. Este se ubicó en la realidad en L24.7208 por dólar.

Años atrás, el 18 de julio de 2016, Standard & Poor’s proyectó que el tipo de cambio en 2019 ascendería a L28.24 por dólar, pero cerró en L24.8074 por dólar.

Luego de la insistencia de algunos economistas sobre una devaluación drástica considerando el pronóstico de Standard & Poor’s, las autoridades del Banco Central de Honduras (BCH) han aclarado que ni esa entidad ni otra puede proyectar el tipo de cambio, pues este depende de tres variables: las reservas internacionales, la inflación (externa e interna) y el precio del dólar en los países que son socios comerciales de Honduras.

Hondureños pagan L8.62 más por 1 dólar que hace 20 años