03/02/2023
02:19 AM

Más noticias

El 60% de los hondureños no elimina criaderos del zancudo

Epidemia en el departamento de Cortés por los alarmantes casos de dengue.

San Pedro Sula, Honduras.

Doce horas interna en el hospital Mario Rivas, zona norte de Honduras, permaneció Dania Jackeline Pineda (de 28 años), quien al parecer falleció por dengue grave.

La joven, madre de un bebé de nueve meses, murió el jueves 7 de febrero. El lunes, Dania presentó un cuadro de fiebre, dolor de cuerpo y de cabeza.

Al día siguiente, acudió al centro de salud Rigoberto Madrid, del municipio de San Francisco de Yojoa, donde residía.

De acuerdo a lo manifestado a LA PRENSA por su hermana Nancy Pineda, en la unidad de salud no le dieron medicamentos, porque no habían, y tuvo que comprar acetaminofén.

Ese día, Dania consultó con una doctora que labora en una clínica privada y esta le recomendó que se hiciera un hemograma para confirmar o descartar el dengue.

LEA: Reportan 935 casos de paperas en lo que va del 2019

“No pudo hacerse el examen ese día, se lo hizo hasta el miércoles y cuando le dieron los resultados tenía las plaquetas bajas y la mandaron con una remisión de emergencia para el Catarino Rivas”, contó la hermana de la fallecida.

Supuesta negligencia. La tarde del miércoles con su compañero de hogar abordaron un autobús hacia San Pedro Sula y a eso de las 6:40 pm llegaron al Rivas y al cabo de unos 20 minutos, ingresó al filtro donde fue evaluada por los médicos. El preocupado hombre hizo fila una hora en el área de Estadísticas para anotar los datos de la enferma.

Foto: La Prensa

“Cuando íbamos en el bus, vomitó, y se le manchó la blusa con sangre”, contó Jorge Luis Salvador, compañero de hogar de Dania.

Añadió que le hicieron un hemograma, el cual arrojó que lo tenía era una infección y que la fiebre se debía a eso.

“Yo le enseñé a la doctora que llevábamos un examen que indicaba que tenía las plaquetas a 64,000, y le tomaron otra muestra de sangre y ahí me dijeron que había que dejarla interna y que tenía que buscar una camilla, porque a ella la tenían recostada, me llevó una hora encontrar en el hospital una camilla, cuando la encontré la llevé y la trasladaron al pasillo de emergencia”, recordó Jorge Luis.

“Una doctora me mandó a comprar unos sueros, me dijo que era para que se recuperara, pero nunca se lo pusieron, me dieron la receta para que comprara cuatro, pero solo pude comprar dos. Mi mujer estaba mal, tenía frío, vomitaba, pero no le hacían caso, yo le decía a la enfermera que le pusiera el suero, pero me dijo que la doctora tenía que dar la orden. Cuando ya no aguantaba me dijo que le diera dos acetaminofén de las que ella andaba”, manifestó.

Aseguró que fue hasta que hubo cambio de turno, cuando vieron que Dania Jackeline comenzó a sangrar por la boca y la nariz, que el personal médico del Rivas comenzó a canalizarle las venas para ponerle suero.

Dania Jackeline Pineda murió la mañana del jueves. “Es negligencia de parte de esa doctora, porque si ella la hubiera atendido y puesto el suero, mi mujer no estuviera muerta, si no la volteaban ni a ver. Fue hasta que hubo cambio de turno que comenzaron a atenderla, me duele mucho lo que le pasó. No encontraban ni el expediente porque hasta otro nombre le pusieron”, dijo.

Casos. El epidemiólogo Gustavo Urbina, coordinador nacional de Vigilancia de Arbovirosis, informó que en el país se reportan hasta la fecha 1,970 casos de dengue sin signos de alarma y 535 enfermos por dengue grave. En total se registran 2,505 casos.

“Comparado con el año pasado tenemos un fuerte incremento. Hay un aumento de casi nueve veces lo que tuvimos el año pasado”, aseguró.

Prevención
El dengue sigue ganando terreno En San Pedro Sula se fumigaron ayer más de 600 viviendas en la colonia Juan O. Hernández. Los pobladores del municipio de San Francisco de Yojoa aseguran que han muerto varias personas por dengue grave y hay varias internas en el Mario Rivas. Jorge Luis Salvador, esposo de Dania Jackeline Pineda, asegura que murió en el Rivas por negligencia médica al no atender en el debido tiempo a su cónyuge.
El departamento de Cortés es uno de los más golpeados por el dengue. “En Cortés hay un incremento bien pronunciado. De todos los dengues graves del país, hay tres regiones que concentran la mayor cantidad; de los 535 casos, 301 son de Cortés, 130 de San Pedro Sula y 35 son de Yoro”, expresó Urbina.

“El país está en una zona de alarma por la cantidad de casos comparados con el año pasado, la única región que está en epidemia es Cortés”, aseguró el epidemiólogo.

Urbina comentó que hay zonas de difícil acceso para el personal de Salud, es por ello que no es fácil erradicar completamente los criaderos del zancudo transmisor del dengue.

De acuerdo a Urbina, el 60% de los hondureños no elimina los criaderos del vector. “Diríamos que de diez, unos cuatro lo hace, porque hay gente que sí lo hace”, aseguró.

Aumento. El municipio de Villanueva es uno de los más golpeados por el dengue, esto debido a la alta concentración de personas, sumado a esto, la falta de agua potable obliga a los pobladores a almacenarla sin las medidas giradas por el personal de Salud.

Elmer Pérez, promotor de salud de la alcaldía de Villanueva, detalló que hasta la semana epidemiológica cinco se registran 283 casos de dengue. “Si comparamos con el año anterior, el porcentaje es bastante alto porque en todo el año fueron 465 casos y en 2019, en cinco semanas, ya van 283, esto significa que ya llevamos el 50% de los casos”.

Durante los operativos se han intervenido 107 barrios y colonias y fumigado más de 27,000 viviendas. “Las personas no acatan las medidas de prevención, como lavar la pila una vez a la semana, tapar los recipientes y otras”, afirmó.

Casos de zika aumentan 41.6% respecto a 2018
TEGUCIGALPA. Honduras registra en lo que va de 2019 17 personas afectadas por el zika, para un aumento de 41.6% respecto a los 12 del mismo período de 2018.
La Secretaría de Salud reporta además la acumulación de 14 casos de chikungunya, la misma cantidad que se registró entre enero y febrero del año pasado.
El zika y chikungunya son transmitidas por el zancudo Aedes aegypti.
Salud ha señalado que la prevención es la única herramienta para reducir el impacto de las enfermedades, y recomendó a las familias mantener limpios los patios, no guardar agua en recipientes al aire libre y eliminar los criaderos del Aedes Aegypti, mosquito transmisor.
La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) ha fortalecido su lucha contra el mosquito en diferentes zonas del país.
El director de protección civil de la Copeco, José Roberto Díaz, dijo que voluntarios de la institución realizan labores de limpieza, fumigación con pesticidas y eliminan criaderos de mosquitos.