San Pedro Sula, Honduras.

El dengue mata, así de enfáticas fueron las autoridades de Salud de San Pedro Sula, zona norte de Honduras, ante la indiferencia de los ciudadanos para eliminar los criaderos del zancudo en sus viviendas.

Los mosquitos siguen proliferando e infectando a más personas, lo cual se refleja en las salas de los hospitales, en donde se ha tenido que habilitar áreas especiales para tratarlos.

El dengue es una enfermedad prevenible, aseguran los especialistas, solo se deben eliminar los criaderos del mosquito.

Hasta la semana epidemiológica número seis (del 11 al 16 de febrero) ha habido en San Pedro Sula 463 casos de dengue; de estos, 278 son no grave y 185 grave.

“Para esta semana continúa siendo el hospital regional del Seguro Social el que reporta más casos, tuvimos 116 reportados solo en el acumulado de la semana, y luego sigue el Mario Catarino Rivas”, informó Estrada.

Reiteró el llamado a la población para que eliminen los criaderos del zancudo que, además del dengue, transmite el chikungunya y el zika.

278
casos
acumulados de dengue no grave se reportan desde enero hasta la semana pasada. En la misma fecha de 2018 hubo 33 personas enfermas.

Fumigación

Juan José Leiva, coordinador de la Mesa Intersectorial de Salud, expresó que la próxima semana arrancan los operativos de limpieza planificados para erradicar los criaderos del zancudo.

El plan incluye limpieza de solares baldíos, barrido de calles, fumigación y abatización de las viviendas. Comenzará en la colonia Vida Nueva, el centro de Cofradía, Brisas del Valle hasta llegar a Chamelecón, posteriormente los barrios del casco urbano y los sectores grandes como la Rivera Hernández.

El personal de Salud fumigará hoy la colonia Juan Orlando Hernández y mañana la colonia Santa Mónica.

“No basta con solo llegar y hacer la intervención, estos operativos tienen que hacerse de forma permanente. Dentro de las casas, cada persona tiene la obligación de velar por la salud de la gente que vive en esa casa y tiene que eliminar la forma acuática del vector todos los días”, expresó el funcionario municipal.

Gladys Flores, residente en la colonia Juan Orlando Hernández, manifestó que serán fumigadas más de 650 viviendas.

“Hay bastantes zancudos, nosotros no tenemos aguas negras y hay vecinos que tiran el agua a la calle”, comentó.