21/02/2024
02:51 PM

Razones por la que Xiomara Castro vetó la Ley de Educación Integral

LA PRENSA tuvo acceso al veto presidencial donde se justifica el porqué la normativa no fue sancionada.

Tegucigalpa, Honduras

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, vetó el sábado 29 de julio la Ley de Educación Integral de Prevención al Embarazo Adolescente en Honduras por no cumplir con la finalidad de ser integral y prevenir los embarazos en adolescentes.

Pero ¿cuáles son las razones expuestas en los fundamentos del veto?. LA PRENSA tuvo acceso al documento presidencial que explica porqué no se sancionó la ley, uno de los motivos siendo la falta de valores transmitidos desde el hogar y que debía estar plasmado en la polémica ley.

A su vez, dentro de las justificaciones se establece que la normativa “recoge el interés público de contribuir para la educación de los adolescentes, pero no cumple con la finalidad de brindar educación integral para la prevención del embarazo adolescente”.

Padres presentarán iniciativa de ley contra educación sexual

Se explica también en las justificaciones que Honduras tiene la tasa más alta de embarazos Centroamérica, algo confirmado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) que ha informado que una de cada cuatro partos es de una menor de 19 años; además que el país que ocupa el segundo puesto en América Latina con el mayor número de embarazos en adolescentes.

Según el Instituto Nacional de Estadística, hasta el mes de marzo del 2022 el índice de embarazos en adolescentes es del 23%.

La mandataria justifica la devolución de la ley al Legislativo en que la Ley de Educación Sexual debe estar consensuada por diversas organizaciones del Estado, así como con padres de familia.

Aplauden el veto a polémica ley de Educación Integral

“Adolece de una respuesta adecuada a los valores inherentes de la educación en el hogar, a las demandas de comunidades de madres y padres de familia, igual que de científicos y médicos especialistas; en armonía con la Secretaría de Educación, Salud, Desarrollo Social y otras organizaciones del Estado”, cita el veto.

Finalmente, el Poder Ejecutivo establece que “es necesario definir claramente el papel de cada sujeto obligado, integrando a los diferentes sectores mencionados desde la formulación de la ley, definición de políticas públicas y medidas adecuadas para la prevención de los embarazos de niñas y adolescentes”.

El artículo 1 de la Ley de Educación Sexual establece que se busca promover y garantizar la enseñanza de la educación integral de prevención al embarazo adolescente, basada en un enfoque de derechos, en todas las modalidades del sistema educativo público de gestión estatal y de gestión privada no gubernamental.

De igual forma busca fomentar “una conducta responsable en el ejercicio de la sexualidad y estimular la postergación del inicio de las relaciones sexuales, hasta que la persona alcance la madurez física, emocional y mental”.

El punto seis del artículo 1 pacta que tiene como objetivo prevenir los embarazos no deseados y difundir el conocimiento del uso de los métodos anticonceptivos modernos en las personas adolescentes sexualmente activos y en madres adolescentes.

Un total de 11 artículos contiene la ley que ahora deberá ser revisada nuevamente por el Poder Legislativo y mejorarla.

El veto a la ley de educación integral se da una semana después de que las Iglesias Católica y Evengélica, padres de familia y sectores de la sociedad civil realizaran sendas marchas en al menos siete ciudades del país, en total rechazo.

El proyecto que fue aprobado en marzo pasado en el Congreso Nacional y fue presentada por la diputada de Libertad y Refundación (Libre), Sherly Arriaga, bajo el argumento que la ley buscaba “construir currículos de educación sexual adecuados a la edad de los estudiantes para prevenir los embarazos en adolescentes”.

Durante su socialización, la Secretaría de Educación indicó que la normativa pretendía asegurar la inclusión de la educación integral para la prevención al embarazo adolescente en el marco curricular nacional y promover la formación integral de niñas y niños, empoderamiento y responsabilidad de los adolescentes.

Hace tres días, a través de sus redes sociales, Castro informó: “Con la fórmula ‘vuelva al Congreso’, veté esta ley por no cumplir su finalidad de ser integral y prevenir los embarazos en adolescentes de acuerdo a las razones expuestas en los fundamentos del veto”.

Al haber sido vetada, la ley tendrá que regresar al Congreso y ser modificada pues la presidenta Castro dijo que no cumplía con su finalidad.

Durante su socialización, la Secretaría de Educación indicó que la normativa pretendía asegurar la inclusión de la educación integral para la prevención al embarazo adolescente en el marco curricular nacional y promover la formación integral de niñas y niños, empoderamiento y responsabilidad de los adolescentes.

Hace tres días, a través de sus redes sociales, Castro informó: “Con la fórmula ‘vuelva al Congreso’, veté esta ley por no cumplir su finalidad de ser integral y prevenir los embarazos en adolescentes de acuerdo a las razones expuestas en los fundamentos del veto”.

Al haber sido vetada, la ley tendrá que regresar al Congreso y ser modificada pues la presidenta Castro dijo que no cumplía con su finalidad.