21/04/2024
09:32 AM

“Los pobres son los que más sufren cuando se fracturan”

  • 20 febrero 2024 /

Históricamente, las víctimas de accidentes han esperado largo tiempo en camilla por falta de insumos de osteosíntesis.

Tegucigalpa

Los hondureños de bajos recursos económicos que sufren fracturas son lo que, históricamente, han tenido que permanecer más tiempo en una camilla de un hospital público esperando insumos de osteosíntesis para que los sometan a una intervención quirúrgica.

La carencia de estos materiales, como placas, tornillos y clavos, ha afectado gravemente desde hace muchos años a las personas más pobres porque, además de mantenerlos sufriendo dentro de un hospital, se ven imposibilitados para continuar desempeñando sus actividades laborales, dice Román Valenzuela, médico general y cirujano especialista en traumatología y ortopedia con subespecialidad en cirugía de columna vertebral y en reemplazo total de rodilla y cadera.

Valenzuela, quien es parte de una delegación de médicos hondureños que participan San Francisco, California, en la Reunión Anual 2024 de la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (AAOS, por sus siglas en inglés), tiene las esperanzas que “este calvario que sufren las personas más pobres desaparecerá”, cuando el gobierno de Xiomara Castro construya dos hospitales de traumatología en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

¿Cuál es el principal problema que enfrentan los pacientes y médicos de ortopedia y traumatología en los hospitales públicos?

Uno de los principales desafíos que tenemos en el servicio de traumatología y ortopedia es solventar el problema en tiempo y forma y, según protocolo del ingreso del paciente, relacionado con las fracturas de adultos y niños. Nos encontramos con una gran dificultad: la falta de insumos y falta de recursos económicos para comprar los materiales de osteosíntesis que en el mercado son sumamente caros y que la gente muy pobre y de bajos recursos no tiene la capacidad para adquirir. La carencia de estos materiales causa una mora quirúrgica y una estadía intrahospitalaria prolongada en los hospitales públicos del país. Esto desencadena más problemas en los hospitales porque afecta a otros pacientes que llegan por otros problemas de salud y que necesitan camillas y atención de médicos y enfermeras.

¿Cuánto tiempo espera un paciente fracturado en un hospital público?

Un problema que los médicos podemos resolver en días puede demorar mucho tiempo. Es injusto que un padre de familia que todos los días trabaja en una motocicleta repartiendo comida para ganar dinero y comprar alimentos para sus hijos sufra un accidente, resulte con fracturas y después permanezca inmóvil varias semanas o meses en una camilla de un hospital público porque no hay clavos para una cirugía. Espero que los hospitales de traumatología que construirá el actual gobierno de Xiomara Castro le pongan fin a este calvario que sufren las personas más pobres. Estos hospitales deben tener los protocolos y las técnicas quirúrgicas actualizadas. Esperamos que el Estado de una vez por todas le entregue los insumos de osteosíntesis a todas las ramas, pediatría, adultos, neurocirugía, cirugía, para que la persona que ingrese a una emergencia tenga el material y logre resolver su problema.

Además de estos insumos, ¿qué debe ofrecer el área de ortopedia y traumatología?

Primero, en otros países, el paciente que ingresa al servicio de traumatología y ortopedia es atendido por médicos especialistas que están actualizados en técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, con estas pueden optimizar los recursos del Estado para resolver los problemas. Segundo, para los médicos, académicamente se abre un abanico a las subespecialidades relacionadas con reemplazos articulares de rodilla y cadera, artroscopia de hombros y tobillos, cirugías de columna vertebral. Tercero, los hospitales deben mantener actualizados los protocolos para la atención primaria en la emergencia y deben capacitar a su personal para que los pacientes tengan una salud con equidad y que sea efectiva.

¿La carencia de estos insumos es un problema reciente o data de hace años?

Este es un problema que data de hace muchos años. Quienes tienen las posibilidades económicas van a un hospital privado o compran los materiales, pero las personas pobres que luchan para ganarse el pan de cada día nunca han podido comprar las placas, tornillos y los clavos. Desde hace muchos años, el Estado debió darle importancia a este problema porque todos los días en las grandes ciudades, como Tegucigalpa y San Pedro Sula, y en todo el país, hay accidentes de tránsito. Las víctimas resultan heridas y fracturadas. Gran parte de ellas va a parar a los hospitales públicos donde no logran una respuesta inmediata. Estamos viendo que con el crecimiento del parque vehicular hay más accidentes de tránsito. Las probabilidades de que una persona tenga un accidente y se fracture son altas.