10/08/2022
08:43 AM

Más noticias

Honduras no ve una amenaza, pero observará a los rusos

Las autoridades aseguran que Honduras y Nicaragua gozan de una buena relación. Mientras, el presidente de Costa Rica considera que hay un riesgo.

SAN PEDRO SULA

El gobierno de Costa Rica expresó ayer nuevamente preocupaciones por el arribo de tropas rusas a Nicaragua, sin embargo, las autoridades de Honduras consideran que esa acción no representa una amenaza bélica y no pone en riesgo la paz en Centroamérica.

Autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Secretaría de Defensa de Honduras, luego de una publicación de Diario LA PRENSA, manifestaron que el intercambio militar entre Nicaragua y Rusia data de más de una década, pero, aunque no es motivo de preocupación, se mantendrán vigilantes.

“Esto es algo que Nicaragua ya había hecho antes, la diferencia es el marco, hay una guerra, una agresión de Rusia contra Ucrania, pero al final es una operación (de Nicaragua) denominada al fortalecimiento del tema humanitario y de intercambio de conocimiento y aprendizaje de los ejércitos”, dijo Gerardo Torres, vicecanciller de política exterior de Honduras al ser consultado por Diario LA PRENSA.

Experto

José Manuel Zelaya, ministro de Defensa:

“Nicaragua está en su derecho, así como nosotros tenemos una alianza con el comando sur”.

Honduras no ve una amenaza, pero observará a los rusos

Torres explicó que “en otro momento no generaría ningún tipo de reacción” porque “Nicaragua ya lo ha hecho muchas veces y su relación es muy fuerte con Rusia, pero también hay que decir que, aunque pueda generar alguna suspicacia, porque Rusia está en una agresión contra otro país, Honduras va a tener presencia allí, también Estados Unidos.Entonces, más allá del contexto internacional, no es una cosa nueva y tampoco es que solo son tropas rusas”.

Aclaró que “si Nicaragua estuviera comprando armamento ruso, por ejemplo, ahí tendría Honduras que tener una discusión, porque hay un acuerdo en la región de mantener fuerzas similares, si un país incrementa su capacidad o fuerza armamentista, ahí sería un tema a discutir”.

“Si estas tropas pudieran venir y significar una amenaza, ahí si se debe actuar, pero son tropas que vienen en un número reducido por un período determinado, obviamente llama la atención un intercambio militar.Estaremos pendientes, pero no consideramos que sea una amenaza, ni una afrenta, ni una acción de confrontación; no creemos que sea en ese sentido”, agregó.

Organizaciones de Derechos Humanos, críticos del régimen de Ortega y el exembajador de Nicaragua en la Organización de Estados Americanos (OEA) Arturo McFields le dijeron en los últimos días a Diario LA PRENSA que la llegada de militares rusos a ese país, pese a que “es algo normal”, en el contexto actual, se convierte en una provocación para Estados Unidos y en una amenaza para la región que debe ser discutida por el Sistema de la Integración Centroamericana (Sica).

Experto

Gerardo Torres, vicecanciller hondureño:

“Estaremos pendientes, pero no consideramos que (los soldados rusos) sean una amenaza”.

Honduras no ve una amenaza, pero observará a los rusos

La semana anterior, la Asamblea Nacional de Nicaragua ratificó un decreto enviado por Ortega que autoriza el ingreso de varios contingentes de militares rusos para que participen en “intercambio de experiencias, adiestramiento, operaciones en contra de ilícitos en espacios marítimos en el mar Caribe y aguas jurisdiccionales en el océano Pacífico de Nicaragua con la Fuerza Naval de Nicaragua, 1 de julio al 31 de diciembre de 2022”.

Ayer, una vez más, el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, manifestó preocupación porque Ortega podría utilizar las tropas rusas para invadir la provincia de Guanacaste.

Esto lo dijo a raíz de una insinuación que Ortega hizo en 2013.“Guanacaste es costarricense y lo seguirá siendo, independientemente de cualquier cosa, la integridad territorial de Costa Rica está garantizada por el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca. En caso de que cualquiera quiera considerar o pensar que la integridad de Costa Rica no será defendida estaría cometiendo un error”, dijo el mandatario ayer en una conferencia de prensa.

Mientras en Tegucigalpa, el ministro de Defensa, José Manuel Zelaya, al ser consultado por periodistas sobre la llegada de militares rusos a Nicaragua, manifestó que “Honduras tiene una buena relación con Nicaragua” y está en su derecho de hacer operaciones de intercambio militar con Rusia.

“Honduras tiene las mejores relaciones con Nicaragua, ellos son soberanos, nosotros igual. Así como nosotros tenemos diferentes alianzas y proyecciones, Nicaragua está en todo su derecho, así como nosotros lo hacemos con el Comando Sur de los Estados Unidos”, aseveró.