22/02/2024
07:25 PM

Educación debe implementar acciones para evitar deserción

  • 16 octubre 2023 /

A dos meses de terminar el año escolar, más de 5,000 se retiraron de clases.

Tegucigalpa

A pesar de algunas estrategias que realiza la Secretaría de Educación para mejorar el sistema en el país, las mismas parecen no estar dando resultados, señalan expertos.

Miles de menores siguen saliendo de los salones de clases antes de finalizar el período escolar.

Entre el 22 de agosto y el 9 de octubre, 5,231 alumnos salieron del sistema educativo, lo que indica que en promedio 104 alumnos diariamente dejaron sus estudios. La mayoría por falta de recursos económicos, y otros factores como la migración y el desinterés en seguir estudiando.

Jaqueline Gómez, representante de la Asociación de Padres de Familia (APF), dijo que es alarmante que cada día cientos de menores dejen la escuela.

“Eso deja a los niños como presa fácil para el trabajo infantil o la delincuencia; la verdad que es lamentable que por pobreza los niños no puedan asistir a clases cuando se supone que la educación es un derecho fundamental para un niño y que en nuestro país no se pueda cumplir”.

Gómez señaló que los esfuerzos que se están haciendo desde la Secretaría de Educación no se están viendo reflejados, por lo que se necesita hacer una mayor inversión en el sector educativo para atender el problema.

Facilidades

Carlos Sabillón, presidente de la Federación Nacional de Instituciones Educativas Privadas de Honduras (Fenieph), dijo que la responsabilidad de que los niños asistan a un centros escolar debe ser tanto de los padres de familia como del Estado. Es del criterio que aunque se están haciendo esfuerzos como la reparación de centros, matrícula gratis, se deben fortalecer aún más.

Ideología de género vuelve a incomodar

“Pensemos en darle a estos niños todas las facilidades para que puedan ir a la escuela, hablo de reparación de escuelas, dotar de maestros a todas las escuelas, e insumos para que no haya ninguna excusa de ese tipo”. Este año los datos indican que la mayoría de los que han desertado son alumnos de primero a tercer grados (primer ciclo de básica) y del tercer ciclo (de séptimo a noveno).

Los expertos señalan que además de crear estrategias para evitar que más estudiantes estén abandonando el sistema, también se deben tomar medidas para buscar a los que salieron y reintegrarlos al proceso educativo.