Tegucigalpa, Honduras.

Honduras, Guatemala y El Salvador tienen en conjunto alrededor de 70,000 pandilleros, pero Honduras con más de 36,000 mareros es el más afectado por este problema social.

Por esa razón, el presidente Juan Orlando Hernández toma la iniciativa en la estructuración del plan de trabajo de la Fuerza Trinacional para combatir las pandillas en los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Ayer, en República Dominicana el mandatario asistió junto con su esposa para participar en la toma de posesión del presidente reelecto Danilo Medina. Hernández se reunió con sus homólogos para afinar la iniciativa. En conferencia de prensa en Casa de Gobierno, después de retornar del país caribeño, Hernández informó que aprovechó la visita para entrevistarse con su homólogo de Guatemala, Jimmy Morales.

“Le comentaba a él (Jimmy Morales) que para mí es importante poder estar ya avanzados con El Salvador en algo que nos hace falta, que es crear el grupo de alto nivel que ya tenemos con Guatemala, pero que no tenemos con El Salvador”.

De tal manera – prosiguió- que al presidente Salvador Sánchez Cerén, a través del canciller Hugo Martínez, de El Salvador, “ya nosotros le hemos hecho saber nuestra posición de la necesidad de crear ese grupo”.

Hernández también confió que les informó a sus colegas Morales y Sánchez Cerén que la próxima semana Honduras terminará de estructurar la Fuerza Interinstitucional que estará desplegada en los principales sitios de interés en la frontera con El Salvador. Apuntó que el siguiente paso será formar el grupo de alto nivel de seguridad para los tres países.

“Me parece que esa es la secuencia a seguir”, puntualizó.