TegucigalpA. Dos hondureños enfrentan un castigo de cadena perpetua en Estados Unidos por sus implicaciones en el narcotráfico. Se trata del exdiputado Fredy Renán Nájera Montoya y Geovanny Fuentes Ramírez.

Ambos fueron encontrados culpables por un jurado de enviar cientos de toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Los documentos oficiales de la Fiscalía de Estados Unidos revelan que ambos narcotraficantes estuvieron relacionados entre sí. Entre 2010 y 2012, el excongresista Nájera, Fuentes Ramírez y los Cachiros se confabularon para recibir una avioneta con un cargamento de entre 500 y 570 kilogramos de cocaína.

“El acusado trabajó con Rivera en un envío de cocaína de aproximadamente 500 a 570 kilogramos de cocaína que fueron enviados desde Colombia por avión a una pista de aterrizaje en el este de Honduras, controlado por el excongresista hondureño Fredy Renán Nájera”, sustentan los documentos.

La droga fue suministrada por el narco colombiano Alfonso Sierra Vargas, pero iba dirigida al cartel de los Valle Valle.

Los Cachiros trasladaron el cargamento de cocaína de la pista de aterrizaje de Nájera a un rancho cerca de Tocoa, Honduras, en seguida Geovanny Fuentes Ramírez lo transportó por todo el país hacia el oeste hasta el cartel de los Valle, cerca de la frontera con Guatemala”, señalan los documentos oficiales de Estados Unidos.

Castigo. La Oficina de Libertad Condicional de Estados Unidos, en ambos casos, ha recomendado imponer un castigo de cadena perpetua contra los acusados.

En el caso de Fredy Nájera, su sentencia está prevista para el 15 de octubre de este año. La sentencia de Geovanny Fuentes Ramírez fue programada para el 19 de octubre.