21/02/2024
10:45 PM

Fiscales investigan despilfarro en Andeph

  • 27 junio 2019 /

Se investiga el destino de al menos L5 millones que fueron desembolsados en cheques a particulares sin justificación Ya existe una denuncia formal en el MP.

    TEGUCIGALPA.

    Al menos cinco millones de lempiras de la Asociación Nacional de Empleados Públicos de Honduras (Andeph) fueron supuestamente dilapidados y desviados por sus actuales directivos en los últimos 18 meses mediante onerosos pagos y erogaciones de cheques a particulares sin sustento documental, según información que ya obra en poder del Ministerio Público y a la cual tuvo acceso exclusivo Diario LA PRENSA.

    La Andeph se nutre con una aportación mensual de 20 lempiras que se deduce por planilla a unos 32,000 empleados que laboran en diferentes instituciones del sector público, lo que equivale a unos 640,000 lempiras mensuales, unos 7.7 millones de lempiras al año.

    Según sus estatutos, la Andeph es una organización gremial y apolítica de duración indefinida, con personería jurídica y patrimonio propio que tiene como finalidad primordial proteger los intereses individuales y colectivos de los empleados públicos del Estado de Honduras.

    La Andeph representa a unos 32,000 empleados y trabajadores de las diferentes instituciones públicas.
    De acuerdo con las indagaciones y la documentación recabada, los directivos Fredy Nahún Gómez, actual presidente; César Augusto Chirinos, secretario, y Diana Gissel Amador, tesorera, emitieron cheques a particulares y exdirectivos por sumas que en algunos casos superaban los 100,000 y 200,000 lempiras, sin la autorización del nuevo Comité Ejecutivo de la Andeph.

    Datos
    7.7 millones de lempiras recibe la Andpeh de las aportaciones que realizan por planilla los empleados y ejecutivos de las diferentes instituciones del Estado.
    300,000 lempiras mensuales percibe la organización gremial por concepto del pago del seguro de vida que realizan algunos trabajadores públicos.
    Los antes mencionados fueron electos en una polémica asamblea celebrada en Comayagua el 07 de noviembre de 2018, posteriormente el 28 de diciembre de ese mismo año fueron inscritos por la Dirección de Regulación, Registro y Seguimiento de Asociaciones Civiles (Dirrsac).

    Antes de eso, la presidencia de la Andeph estuvo acéfala por 11 meses y durante ese tiempo la Secretaría de Finanzas congeló el traslado de las aportaciones de sus agremiados, luego que se impugnara la continuidad de la directiva que presidía Dulce María Zavala, quien vacó de su cargo a principios de 2018.

    Durante ese ínterin surgieron varias planillas para dirigir la organización gremial durante el período 2018-2022, entre ellas, las que postulaban a Mario Isaac Zelaya, Carlos Reyes, Rubén Armando Matute Sarmiento y Fredy Nahún Gómez, quien finalmente logró imponerse gracias a negociaciones internas y con el respaldo del Gobierno.

    De esta forma, se logró conjuntar y elegir una planilla de 18 miembros compuesta por Fredy Nahún Gómez en la presidencia, Mario Isaac Zelaya en la vicepresidencia, César Augusto Chirinos en la secretaría general, Glenda Patricia Raudales como secretaria de actas, Patricia Esmeralda Pérez en la fiscalía, Rosario María Gómez y Arlen Rolando Urquía en las vocalías I y II y Diana Gissel Amador como tesorera, entre otros.

    Al asumir esta nueva directiva en diciembre de 2018, la Andeph contaba con un patrimonio en bancos de más de 6 millones de lempiras, que fue incrementando con las aportaciones retenidas y las que siguieron aportando sus agremiados entre 2018 y 2019.

    Danza de cheques. A partir de entonces, según consta en los documentos en poder del Ministerio Público, y a los que tuvo acceso LA PRENSA, el presidente, el secretario general y la tesorera comenzaron a emitir una serie de cheques a particulares y exdirectivos por valores de 50,000, 100,000, 150,000 y 200,000 lempiras a particulares sin contar con la autorización del nuevo directorio ejecutivo y sin justificar los motivos de los onerosos desembolsos. Entre otros, se emitieron de la cuenta bancaria de la Andeph los cheques 00010152 por 200,000 lempiras a favor Rubén Armando Matute Sarmiento; los cheques 00010145, 00010147, 00010148, 00010149, a favor de Carlos Roberto Reyes Raudales por 50,000, 60,000, 110,000 y 200,000 lempiras, respectivamente. Asimismo, se libraron los cheques 00010153 y 00010038 por 55,000 lempiras favor de José Bernardo Uclés. Todos estos cheques, según la documentación de soporte, fueron emitidos el 28 y 29 de diciembre de 2018, justamente el mismo día que la Dirrsac le entregó su constancia a la nueva junta directiva. Posteriormente en enero de 2019 se emitieron cheques a favor de Alex Noan García Pavón y Miguel Ángel Ponce Baca por valores de 100,000 y 150,000 lempiras.

    Un miembro del directorio contactado por LA PRENSA dijo que esos cheques no tienen sustento, por lo que han pedido que se abra una investigación y se rinda un informe a los agremiados.

    Directivos se aumentaron dietas de L5,000 a L32,500

    El derroche y el inadecuado manejo de las aportaciones de los 32,000 empleados públicos que cotizan a la Andeph, llegó al punto de que los nuevos directivos se aumentaron unilateralmente las dietas asignadas sin contar con la autorización de los demás miembros del directorio nacional.

    Por disposiciones internas, los directivos de la Andeph tienen asignada una dieta de 5,000 lempiras mensuales. Sin embargo, el presidente y el secretario de la organización Fredy Nahún Gómez y César Chirinos se recetaron un ajuste por ese concepto por el orden de 12,500 y 15,000 lempiras para hacer un total de 32,500 lempiras mensuales.
    Fuentes de la organización indicaron que se ha pedido informes del manejo de los fondos, pero los directivos se niegan a rendir cuentas a los demás directivos.

    Copias. Fredy Nahún Gómez se aumentó la dieta L 27,500
    Más de L434,000 se pagó a expresidenta de Andeph
    TEGUCIGALPA. Aunque concluyó su período al frente de la Andeph a principios de 2018, la expresidenta de esa organización Dulce María Zavala recibió un pago de alrededor de medio millón de lempiras en diciembre de ese mismo año sin que hubiese justificación para el oneroso desembolso, según documentos en poder de Diario LA PRENSA.

    Zavala, quien en su momento fungió como coordinadora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), dirigió la Andeph en los últimos tres períodos, desde la presidencia de Porfirio Lobo Sosa y luego se autonombró directora ejecutiva de la gremial.

    La junta directiva que presidía Zavala fue impugnada por una facción de la Andeph dirigida por Mario Isacc Zelaya por supuestas irregularidades en el manejo de fondos de la organización, lo que derivó en el congelamiento de las transferencias y las cuentas de la organización mientras se elegía una nueva junta directiva.

    Pagos. Dulce María Zavala expresidenta de la Andeph.
    Según una constancia emitida por la Unidad de Registro y Seguimiento de Asociaciones Civiles (Ursac) de la Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización emitida el 4 de diciembre de 2014, la directiva que presidía Zavala debía vacar en su cargo el 13 de marzo de 2018, sin embargo, pretendió reelegirse, lo que derivó en un conflicto en la organización.
    Zavala fue electa el 13 de marzo de 2014.

    Investigada. El Consejo Nacional Anticorrupción confirmó que hay una denuncia por sustracción de fondos
    Debido a la salida de Zavala y ante la división interna por el surgimiento de diversas facciones, la Andeph permaneció acéfala entre marzo y noviembre de 2018 hasta que se eligió la nueva junta directiva presidida por Fredy Nahún Gómez el 07 de noviembre de ese año en una polémica asamblea celebrada en Comayagua en la que hubo una abierta intervención del Gobierno.

    Pagos onerosos. Tras la elección de la nueva junta directiva, los fondos fueron descongelados y fue ahí que se autorizó el pago de cerca de medio millón de lempiras a la expresidenta de la organización en tres cheques por diferentes cantidades.

    Según la documentación de respaldo, el 21 de diciembre de 2018 se emitieron los cheques número 00010129, 00010113 y 00010121 por 354,463.47 lempiras y dos más por 40,000 lempiras cada uno.
    Los cheques se libraron el mismo día, y según los documentos, estos fueron emitidos sin la autorización del nuevo directorio de la Andeph y sin que se justificara la enorme erogación.