04/03/2024
02:31 PM

Falta de pagos de maestros ponen a colegios en aprietos financieros

  • 26 febrero 2017 /

El Copemh pasó de recibir nueve millones de lempiras mensuales a no recaudar ni uno al mes, afirman sus autoridades.

    Tegucigalpa, Honduras.

    Pese a que las cifras de colegiación se mantienen, no todos los docentes hacen el pago de sus cuotas de manera voluntaria. Esto pone en aprietos las finanzas de estas organizaciones gremiales.

    Actualmente hay seis colegios: Pricphma, Coprumh, Sinprodoh, Colprosumah, Copemh y Colpedagogoh, los que sobreviven con las aportaciones de sus afiliados.

    En el pasado esas cuotas eran deducidas del sueldo de los profesores en un 3% con base en su ingreso, lo que permitía a las instituciones magisteriales tener una base financiera muy sólida.

    No obstante, en 2011, durante la gestión del exministro de Educación Marlon Escoto, se prohibieron las deducciones a los maestros. Esto ha causado consecuencias más dramáticas para unos más que para otros.

    En el caso del Pricphma y el Coprumh, la falta de compromiso de sus afiliados ha comprometido las finanzas de sus colegios, pues a causa de préstamos que no pudieron pagar, los edificios de sus sedes, en el caso del Coprumh, pasarán a manos del Instituto de Previsión del Magisterio (Inprema).

    Y para el Pricphma, un proceso legal en curso podría hacer que su sede corra con la misma suerte.

    Para los otros cuatro, la falta de pago de los maestros ha causado que sus recursos se reduzcan.

    Para el caso, el Copemh pasó de recibir nueve millones de lempiras mensuales a no percibir ni uno al mes.

    “Esas decisiones se tomaron para desestabilizar al sector magisterial, esto ha afectado a los colegios magisteriales”, dijo Jaime Rodríguez, presidente de ese colegio.

    En el caso del Coprumh, cuando se deducía por planilla, ellos recibían no menos de dos millones mensuales, pero ahora no superan los 400,000 lempiras.

    El Colpedagogosh dejó de percibir unos cuatro millones mensuales; ahora solo logra unos 800,000 lempiras al mes.

    El que menos se ha visto perjudicado es el Colprosumah, pues al ser el que agrupa a más docentes recibe unos 16 millones de lempiras mensuales.