04/12/2022
04:35 AM

Más noticias

Falla en Copán aísla a 20 municipios y dos aduanas del occidente del país

Las aduanas de El Poy y Agua Caliente también quedaron aisladas por la falla en la aldea El Metal en Cucuyagua.

Cucuyagua

Una falla geológica de grandes proporciones en la comunidad de El Metal, Cucuyagua, aisló por completo a unos 20 municipios de Copán y Ocotepeque, así como a las aduanas de El Poy y Agua Caliente, fronterizas con El Salvador y Guatemala.

La falla de El Metal hizo sucumbir unos 150 metros de la carretera CA-4, que comunica la zona noroccidental de Honduras con los dos departamentos en referencia y las aduanas.

El incidente que ocurrió la tarde de ayer por poco causa una desgracia, ya que en el momento preciso un bus con 10 pasajeros y su conductor iba pasando por el lugar.

Para saber

20 Municipios incomunicados por la falla en El Metal; entre ellos, Cucuyagua, San Pedro, Corquín y La Unión, y se suman los 16 municipios Ocotepeque.

Marlon Geovany Chávez, conductor del autobús que recorre la ruta Corquín-Santa Rosa, relató que “cuando quise pasar por una gradita (que se formó por los hundimientos) sentí que el bus se asentó, y cuando vi que desde arriba se iba desmoronando el cerro le grité a la gente que se saliera, ya que el bus estaba hundiéndose. Como pude también me tiré. Estamos vivos de milagro”.

La falla de El Metal comenzó a hundirse hace varias semanas, pero con maquinaria que instaló de forma periódica la municipalidad de Cucuyagua se había dado mantenimiento; sin embargo, el exceso de lluvias aceleró el deterioro.

El alcalde de Cucuyagua, José Esteban López, indicó que “estas son zonas productoras de café y estamos preocupados porque se nos avecina la cosecha, y esto podría dejar grandes pérdidas”, lamentó, y aseguró que de no intervenir oportunamente la vía el Estado de Honduras sufrirá pérdidas en su economía debido a que en Ocotepeque hay dos aduanas, así como temen que en unos días la zona aislada quede desabastecida de combustibles e insumos de necesidad básica.

Las fuertes lluvias registradas en el occidente han dejado pérdidas que impactan en las comunidades más empobrecidas de Copán, Lempira y Ocotepeque.

El comandante de la 120 Brigada de Infantería, Roberto Lara Franco, informó que, de acuerdo con el centro de operaciones de emergencia, en la región hay alrededor de 3,000 personas afectadas porque sus viviendas colapsaron o porque tienen daños estructurales irremediables.

El conductor del bus y los pasajeros se salvaron ayer de milagro.