Honduras estará bajo lluvias entre el domingo y el jueves

La depresión tropical nueve, que se transformaría en tormenta Ian, dejará lluvias moderadas en Honduras. Mientras, la tormenta Hermine se desplaza de África hacia el Caribe.

Foto:

En los bajos de Choloma y Baracoa hubo anegamientos ayer. Fotos: Melvin Cubas.

Por: Juan Carlos Rivera

10 min. de lectura

Independientemente de que los dos fenómenos tropicales que cruzarán el Caribe se conviertan en huracanes e ingresen a Honduras, siempre producirán lluvias que causarán más daños en el territorio nacional.

En horas de la tarde de ayer se formó la tormenta tropical Hermine (octava de la temporada ciclónica en el Atlántico), al noreste de Cabo Verde, frente a la costa occidental de África.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NCH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, la tormenta se desplazaba a 40 millas por hora, 65 kilómetros por hora, hacia el mar Caribe.

Al mismo tiempo, la depresión tropical 9 se encontraba la noche del viernes a unos 830 kilómetros de Kingston, capital de Jamaica, y a 1,635 kilómetros de La Habana. Avanzaba con vientos máximos de 35 millas por hora, 55 kilómetros por hora.

$!Ramón Soto: “tenemos que ser proactivos, no esperar que el agua llegue a la cabeza”.

El Centro Nacional de Huracanes pronosticaba “fuertes lluvias, inundaciones repentinas y posibles deslizamientos de tierra en áreas de terreno más alto en Aruba, Bonaire y Curacao (...) fuertes lluvias en Jamaica, las Islas Caimán y Cuba en los próximos días”.

“Ya se formó la tormenta tropical Hermine sobre las islas de Cabo Verde, cerca de África, por lo que la depresión tropical 9, que está en el mar Caribe, se llamará tormenta tropical Ian cuando se fortalezca”, le explicó Francisco Argeñal, director del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), a Diario LA PRENSA.

Para alertar a todos los hondureños, Argeñal ha advertido a través de medios de comunicación que aunque este sábado las lluvias mermarán y “habrá condiciones estables hasta el domingo en todo el territorio”, habrá precipitaciones entre lunes y jueves en diferentes partes del país.

Anoche continuaban las lluvias en el occidente del país sobre los afluentes de los ríos Ulúa y Chamelecón, que en los últimos días inundaron municipios de las zonas bajas del valle de Sula.

$!Honduras estará bajo lluvias entre el domingo y el jueves

Ramón Soto, ministro de Gestión del Riesgo y Contingencias Nacionales (Copeco), en una conferencia de prensa en Casa Presidencial dijo anoche que el pronóstico para los próximos días “es más benévolo de lo que venía ocurriendo días atrás”.

“Hay una perspectiva de respiro. El fenómeno climatológico que se podía convertir en una amenaza hacia nuestro país, afortunadamente, siguió el modelo que menos nos afecta. Se está alejando hacia el sur de Jamaica y de Cuba. Eso va a hacer que las bandas nubosas causen mucho menos lluvias de las que esperábamos. Eso nos da un respiro y ayuda a que los ríos puedan evacuar a la bocana del mar la cantidad de agua que tienen en este momento. Por lo tanto nos va dar un espacio de tranquilidad, por lo menos para los próximos cuatro días esa es la proyección del clima”, dijo.

Según el ministro, a causa de las lluvias de esta semana, más de 17,000 personas resultaron afectadas, y de esa cantidad alrededor de 13,000 se hallan albergadas en refugios acondicionados por los comités locales de emergencia de los municipios afectados.

Claves
  • > 1_La amenaza persiste por la alta vulnerabilidad. Aunque las lluvias no serán intensas, el riesgo persiste en todo el país, principalmente en el valle de Sula.
  • > 2_Las lluvias mantienen saturados los suelos en el país y continuarán causando deslaves porque los suelos están cargados de agua.
  • > 3_Los ríos están azolvados y provocan inundaciones porque han perdido capacidad hidráulica y con facilidad se desbordan.

Soto, todos los ministros y la presidenta Xiomara Castro realizaron una reunión anoche del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) para analizar la situación actual, conocer los pronósticos climatológicos y definir una ruta a seguir ante una nueva crisis similar a la provocada por Eta y Iota en 2020.

Rodolfo Pastor de María y Campos, secretario de la Presidencia, anunció anoche en la conferencia que el Ejecutivo ha decidido decretar un estado de emergencia, cuyo documento será revisado por el Consejo de Ministros y publicado a más tardar este sábado.

“Conforme a los datos, la información precisa y en tiempo real que nos provee el sistema de gestión de emergencias y riesgos, frente a nosotros tenemos un reto importante y que vamos a tener que dirigir recursos puntualmente al auxilio de la población, al rescate de la población, cuando así sea necesario, y después a proveer servicios de emergencia, de rehabilitación y eventualmente de reconstrucción”, dijo.

Según María y Campos, la presidenta Castro ha exhortado a los ministros a “ponerse las botas, a ir al campo (...) para estar monitoreando la situación, hora a hora, y reportándole a ella (...)” para que tome decisiones y dirija los recursos económicos.

“Ahorita tenemos unas lluvias, inundaciones, tenemos varios reportes de derrumbes, de deslaves.Los suelos están saturados en una gran parte del territorio nacional. Copeco nos ha alertado con un mapa sobre estos posibles riesgos”, manifestó.

Aunque en este momento no hay una amenaza de un huracán, el Gobierno pretende estar preparado, con recursos económicos y logística, para atender cualquier contingencia que se presente durante los 66 días que restan de la temporada ciclónica.

“Tenemos que ser proactivos, no esperar a que el agua nos llegue arriba de la cabeza. Si ahorita la tenemos a la rodilla, este es el momento de actuar, es el momento del decreto, porque un decreto de emergencia “per se” es un llamado de auxilio, tanto a la comunidad internacional como a nosotros mismos acá en Honduras (...). Conlleva la preparación”, manifestó.

$!Honduras estará bajo lluvias entre el domingo y el jueves