28/06/2022
12:45 AM

Más noticias

EUA solicita extradición de seis policías de Honduras por narcotráfico

Los imputados son Ludwig Zelaya, Mario Mejía, Juan Ávila, Carlos Zavala, Víctor López y Jorge Cruz Chávez.

Tegucigalpa, Honduras

El Gobierno de Estados Unidos solicitó este lunes la extradición de los seis policías hondureños acusados en Manhattan de narcotráfico y tráfico de armas.

Ludwig Criss Zelaya Romero, Mario Guillermo Mejía Vargas, Juan Manuel Ávila Meza, Carlos José Zavala Velásquez, Víctor Oswaldo López Flores y Jorge Alfredo Cruz Chávez, fueron señalados la semana pasada por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York de narcotráfico.

La petición fue girada a la Cancillería hondureña y después esta la remitió a la Corte Suprema de Justicia. Se espera que en las próximas horas se designe al juez natural que resolverá la extradición.

Después de conocerse oficialmente la solicitud de extradición, el subcomisionado Carlos José Zavala Velásquez, dijo que se entregará ante la justicia. 'Para que la situación se establezca estoy en la disponibilidad ya que está en juego mi honor y el de mi familia', anunció.

El subcomisionado retirado indicó que 'ellos no tienen necesidad de buscarme con patrullas pues yo he estado a disposición' de la ante una Corte Federal en Nueva York.

Además explicó: 'Estoy plenamente seguro de mi inocencia, ellos están en todo su derecho así como yo también a probar mi inocencia'.

La acusación

La acusación indica que los hechos, cometidos entre 2004 y 2014, se llevaron a cabo según el fiscal a través del soborno a oficiales públicos y la filtración de información sobre dónde se estaban realizando controles, añadió.

La droga supuestamente se obtuvo primero de Colombia y Venezuela a través de varias rutas marítimas y después se transportaba a Guatemala para más tarde enviarse a EUA.

Los agentes habrían recibido desde principios de 2014 la protección en términos de seguridad y logística de Fabio Porfirio Lobo, hijo del expresidente de Honduras Porfirio Lobo Sosa, para el transporte de la cocaína del cartel mexicano de Sinaloa que iba a introducirse igualmente en EUA.

Según el fiscal norteamericano Preet Bharara, el hijo del expresidente hondureño iba a adquirir un porcentaje de los beneficios de la droga introducida, con la que los imputados pretendían conseguir beneficios por un millón de dólares.

Lobo fue arrestado en Haití el 20 de mayo del pasado año y al siguiente día fue trasladado a Nueva York para afrontar la acusación de conspirar para importar cocaína desde Honduras y distribuirla en este país,

Lobo Sosa, que se declaró culpable de conspirar para exportar y distribuir específicamente cinco kilogramos de cocaína, se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua.