Tegucigalpa. El Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) sufrió una reforma por parte de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (Uscis) que beneficia a hondureños que busquen obtener la ciudadanía estadounidense.

La novedad se centra en que las personas protegidas bajo el TPS que reciban un permiso de viaje al exterior y regresen a Estados Unidos serán elegibles para solicitar la residencia legal permanente.

El beneficio tendrá requisitos y entre ellos está que el ciudadano tenga un cónyuge estadounidense o que sus hijos sean estadounidenses y mayores de 21 años.

El canciller Eduardo Enrique Reina confirmó que el actual TPS, el cual vence el 31 de diciembre de 2022, se mantiene vigente y no han recibido respuesta de una nueva ampliación, solicitada oficialmente por Honduras el 26 de abril pasado.

“Solo se mantiene el existente (TPS), no ha sido cancelado. Ahora sí podrán tramitar residencia en algunos casos los “tepesianos”, explicó Reina.

En diciembre de 2021, la Uscis comunicó que la cancelación de los TPS de Honduras y Nepal no entraría en efecto hasta nuevo aviso, por lo que este estatus podría seguir vigente en 2023, explicó el director de la fundación de migrantes 15 de Septiembre, Juan Flores. “El tema del TPS está en litigio, la Corte ha dicho que está en ‘stand by’”, reiteró Flores.