04/12/2022
04:35 AM

Más noticias

“Esperanzas del pueblo no pueden quedar defraudadas”: Conferencia Episcopal de Honduras

La CEH expresó su agrado por la vuelta a la aparente normalidad en el Parlamento hondureño.

Tegucigalpa, Honduras.

La Conferencia Episcopal de Honduras (CEH) expresó este viernes que “las esperanzas del pueblo no pueden quedar defraudadas” y que “no basta la buena voluntad -del Gobierno- para responder a las esperanzas de la población”.

“(Los hondureños están) viviendo el inicio de un nuevo gobierno, en el que se han puesto muchas esperanzas, y las esperanzas del pueblo no pueden quedar defraudadas, pues correríamos el riesgo de que cunda de nuevo la decepción, continúe imparable la migración y surjan comportamientos sociales peligrosos”, expresaron los obispos en un comunicado.

Puede leer: Honduras cumple 23 meses de pandemia con alza de casos y presión hospitalaria

La CEH expresó su agrado por la vuelta a la aparente normalidad en el Parlamento hondureño, después de que durante dos semanas tuvo dos juntas directivas por una polémica entre los 50 diputados del gobernante Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), de los 128 que integran el poder legislativo.

“Vemos con agrado la resolución del problema en el Congreso Nacional (Parlamento), aunque pedimos que estos procesos se realicen con respeto a la institucionalidad y a la legalidad, y no solucionarlos con arreglos movidos más por intereses de grupo que por el bien del país”, indicó la CEH, que preside el obispo Ángel Garachana.

Los religiosos señalaron que es importante que en el Parlamento se establezcan con claridad las prioridades que tiene el país y se legisle en torno a ellas con una mirada hacia el futuro, en lugar de centrarse en determinaciones de carácter secundario y ancladas en el pasado.

POTENCIAR Y RESPETAR EL SISTEMA REPUBLICANO

Honduras tiene desde el 27 de enero pasado un nuevo Gobierno que preside Xiomara Castro, elegida por una abrumadora mayoría en los comicios generales del 28 de noviembre, y su triunfo ha despertado muchas expectativas y esperanzas entre sus 9,5 millones de habitantes, de los que el 70 % son pobres, según diversas fuentes.

También: Avanza evacuación de pruebas a 10 días del juicio de Rosa Elena Bonilla y Saúl Escobar

“Para combatir precisamente las malas prácticas que históricamente nos han afectado, es necesario potenciar y respetar el sistema republicano, con la consecuente independencia de los poderes del Estado legítimamente constituidos”, añade el pronunciamiento de la CEH.

Según los obispos, no basta la buena voluntad para responder a las esperanzas de la población, por lo que expresaron que las esperanzas se hacen eficaces y operativas cuando se les da respuesta a través de un plan de gobierno, sólido y realista, dialogado y consensuado con todas las partes implicadas; un plan que sea garantía eficaz de un cambio incluyente y progresivo.

Los obispos abogaron por un plan social económicamente factible que garantice mejores condiciones de vida para las familias hondureñas, que además reduzca o haga desaparecer la migración que obliga a muchos a abandonar su país, y que priorice el empleo, la educación, la salud y la construcción democrática.

“Esto es tarea de todos, del Gobierno, de las instituciones y de las personas, pues hemos de estar más preocupados por aportar, que por estar pidiendo y recibiendo”, enfatizó la CEH.

Además: Corporación de Concepción se baja salario para abrir clínica nocturna

Indicó además que está consciente de que la ejecución de un plan de nación requiere de tiempo, procesos, profesionalismo, ética y diálogo, y que en ese proceso habrá resistencias y enemigos como la corrupción y la impunidad, los egoísmos de personas e instituciones y la falta de una justicia, imparcial y no sometida a los intereses particulares.

“Cierto, se necesita refundar Honduras, pero no sobre ideologías ya gastadas. Refundemos Honduras sobre la verdad, la justicia, el amor mutuo y la libertad, que son los pilares de la doctrina social de la iglesia”, expresaron los obispos.