Tegucigalpa, Honduras.

El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez en la homilía de este domingo habló de la solidaridad y el amor que Dios a través de su palabra invita a la población a poner en práctica en sus vidas.

Puede leer: Submarino bajó hasta 1,000 pies durante cinco horas y tampoco hallaron rastros de Angie Peña

“Hoy contemplamos a Jesús en el río Jordán, en medio de una multitud de pecadores. Él que no cometió pecado, se hace solidario de las esperanzas y necesidades de quienes aguardan algo distinto, algo nuevo y se pone en las filas de aquellos que buscan que algo cambie, como un penitente más”, dijo Rodríguez.

“Hoy deberíamos tener un minuto de oración personal para sentir ese amor de Dios, tu eres mi hijo, tu eres mi hija, tú eres amado, yo te amo”, agregó.

También: Proponen a nuevo gobierno crear Secretaría de la Juventud y ampliar presupuesto de la Unah

Al igual adicionó, “qué bello es, que hoy concluyendo este tiempo de la Navidad podamos escuchar el amor de Dios, “tú eres mi hija amada, tú eres mi hijo amado, eso es lo que puede llenar de sentido nuestra vida, esa es la voz que nos libera de toda alineación, nos hace superar miedos y dificultades y nos llena de alegría que nadie nos puede arrebatar”.