19/08/2022
01:33 AM

Más noticias

Escolares sampedranos culminan campaña infantil

Durante dos meses a los niños se les instruyó con el valor de la honestidad.

San Pedro Sula, Honduras.

El calor no fue problema para que Lisbeth Tejada, estudiante del tercer grado en la escuela Miguel Paz Barahona, participara activamente en la clausura de la campaña infantil “La honestidad”.

“Tenemos que ser honestos con las demás personas, no agarrar lo ajeno y respetar”, dice la pequeña sobre su propio concepto de honestidad, el valor del año 2015.

Al son de canciones, bailes y contagiados por la presencia del símbolo, un espejo de nombre Honestín, que refleja lo que son las personas sin mentiras ni disfraces, centenares de escolares participaron en el cierre de la 35 edición.

Con pancartas dedicadas a la honestidad, globos, canciones y disfraces, los niños recorrieron la tercera avenida y finalizaron con un evento frente a la catedral, donde las animadoras deleitaron a los pequeños.

Cada escuela participante envió su representación para que animara el cierre de un evento que se espera tenga efecto multiplicador entre las familias.

Los escolares participaron de un desfile por la 3 avenida de San Pedro Sula.

Antes de llegar a la catedral los escolares desfilaron por la 3 avenida.

Una de las fundadoras de la campaña infantil, Rosa Maradiaga, indica que la actividad fue un éxito por la participación de maestros, padres de familia y principalmente los niños.

“Todos se han involucrado y eso es fundamental. El valor de la honestidad se transmite con un mensaje que fue llevado a los niños en siete semanas”, explica la coordinadora.

“El mensaje es que la honestidad es el valor que a medida que se va aprendiendo a ser persona nos ayuda a vivir de acuerdo con quien yo soy y quiero ser, sin engañarme ni engañar a los demás”.

Maradiaga detalla que los niños han aprendido a ser amigos auténticos, siguiendo el ejemplo de Jesús.

Participaron más de 50 escuelas en San Pedro Sula en la 37 Campaña Infantil en la que se involucraron más de 200 mil niños.

La campaña inició el primero de julio y finalizó en agosto.

Los organizadores dicen que se cumplió el mensaje de inauguración dado por monseñor Ángel Garachana porque inculcar el valor de la honestidad es propicio por el contexto actual debido a las constantes denuncias de la corrupción y de exigir la verdad y transparencia”.