San Pedro Sula, Honduras.

Cada vez aumentan las posibilidades de que el Virus del Sika llegue a Honduras. De hecho, ya hay tres casos sospechosos: uno en Choluteca y dos en Francisco Morazán.

Los epidemiólogos hacen un llamado a la población para que tomen las medidas de prevención necesarias, pero sin entrar en pánico, pues aseguran que la enfermedad es más benigna que el dengue y que la tasa de mortalidad es casi nula.

“El zika es una enfermedad febril y se va a enfrentar de la misma manera que logramos reducir en más del 95% la incidencia de casos de dengue y chikungunya porque es el mismo vector que transmite las enfermedades”, expresa Delia Tercero, epidemióloga de la Región Departamental de Salud.

La experta indica que el zika solo le da una vez a cada persona porque solo hay un serotipo conocido.

“En el caso del dengue las recaídas no tienen límite porque de ese virus hay cuatro tipos y el problema es cuando se agravan, que incluso llegan a necesitar cuidados especiales”.

$!Foto: La Prensa



Gasto

Un paciente con dengue, chikungunya o zika en un estado leve le puede a costar al Estado entre 200 y 300 lempiras por día entre medicamentos y suero, porque el manejo es ambulatorio.

Sin embargo, si un paciente llega a desarrollar dengue grave (hemorrágico) y llega a ser hospitalizado en cuidados intensivos el gasto puede superar los 50 lempiras mil por día.

El 10% de los pacientes que padece enfermedades febriles se complica con hemorragias, principalmente con el dengue.

El miedo con el zika en las mujeres embarazadas es que puede ocasionar microcefalia en los bebés, pero los especialistas explican que esto no es en todos los casos.

“Para que esto suceda influyen factores congénitos. Las mujeres embarazadas tienen mayores probabilidades de fallecer por cualquier enfermedad, no solo por el zika”, concluye Tercero.

Fumigaciones

La Región Metropolitana de Salud redoblará los esfuerzos para evitar una propagación de zancudo transmisor de la enfermedad, dice Lorena Martínez, directora de la Región.

Martínez añade que los lugares más afectados son las zonas más pobladas de San Pedro Sula, como el sector sureste, incluidas la Satélite, Cofradía, Chamelecón, Rivera Hernández, La Unión, Cabañas, San José V y Las Palmas.

Cada casa intervenida con fumigación y abate cuesta 37 lempiras.

Charles Parchment, infectólogo del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), refiere que no se puede determinar si ya habían casos de la enfermedad porque las pruebas para zika no se realizan en el país.