29/11/2022
12:01 AM

Más noticias

'En costales llevaban recaudación de peajes a los bancos': Larios Silva

En las últimas administraciones ha habido un descontrol en el manejo de los fondos. Más de dos mil millones de lempiras se han invertido en gasto corriente.

San Pedro Sula, Honduras.

Más de dos mil millones de lempiras han ingresado a las arcas municipales por el cobro de peajes desde su creación, estima Osmín Bautista, exvicealcalde San Pedro Sula; no obstante, lamenta que ese dinero se haya ido en pago de planillas y gasto corriente.

Las casetas de peaje del sur y norte fueron creadas en la administración del alcalde Jerónimo Sandoval en 1985 y años después las del este en el período de Roberto Larios Silva.

Según el decreto, el objetivo de su creación era que esos fondos sirvieran para obras de infraestructura y mantenimiento de vías; pero empresarios, transportistas y exautoridades municipales coinciden en que no se cumplió el objetivo.

Las razón principal es que las malas administraciones municipales provocaron embargos a esos ingresos que el destino de los fondos fuera gasto corriente y controles deficientes en las casetas.

El exvicealcalde dice que en el Plan de Arbitrios vigente se tipifica que para la recaudación de las tasas por mantenimiento de la red vial y la recuperación de inversión es bajo el concepto de contribución por mejoras.

La Municipalidad operará las casetas y en este sentido la Corporación Municipal tiene establecida la tasa de mantenimiento de la red vial para atender exclusivamente las necesidades de rehabilitación, mantenimiento, mejoramiento de la red vial del municipio y para el caso de construcciones y rehabilitaciones de vías regionales y arterias de la ciudad. Se estableció el mecanismo de recuperación de la inversión mediante la contribución por mejoras.

Foto: La Prensa

El estado de las casetas de peaje es deprimente y urge de modernización.
A excepción de las casetas ubicadas en el sur y norte, la ubicada en el este es compartida en materia de recaudación con los municipios de La Lima y San Manuel para el mantenimiento de la autopista en el ámbito de la jurisdicción de cada una de ellas.

“Si esos dos mil millones de lempiras se hubieran administrado adecuadamente, la ciudad fuera otra en cuanto a vialidad e infraestructura se refiere”, indica Bautista.

El exalcalde Roberto Larios Silva considera que al inicio se logró pavimentar el bulevar del sur y algunas obras del norte. “Yo construí el bulevar del este y el objetivo era generar fondos para el mantenimiento de la ciudad, además de la apertura de calles. Si los fondos se hubieran empleado como se venía haciendo, no hubiésemos llegado a estos niveles de congestionamiento que hemos llegado por el deterioro de las calles”, sostiene.

El exjefe edilicio asegura que muchas vías concluyeron su vida útil y que para eso se necesitaban los fondos. Hoy se requieren miles de millones para repavimentar esas calles. Larios Silva recuerda que desde su administración ya había comentarios sobre que los fondos de los peajes tenían dos destinos: uno totalmente irregular que se quedaba con los fondos en las casetas y otros que entraban a la tesorería pero se iba a gasto corriente. El exalcalde manifiesta que establecieron una vigilancia muy grande, pero reconoce que era difícil controlar esos fondos.

“El manoseo de los fondos siguió”, indica.

El exalcalde dice que algunos bancos le revelaron, cuando él estaba fuera de la comuna, que mandaban los carros blindados a recoger el dinero, pero que se rehusaban a entregarlo en las casetas y lo que hacían era que “ellos llevaban el dinero a los bancos en costales y era obvio que no había ningún control”.

Larios Silva dice que se hizo un plan de vías que se pagaría con los ingresos por peajes, pero engavetaron el proyecto.

El transportista Carlos Andonie señala que se han pagado millones en peajes, pero que los recursos nunca se han utilizado para obras porque se les ha dado otro destino.

“La Municipalidad recoge el dinero y paga, pero no hay que desconocer que muchas empresas han cobrado millones de lempiras embargando esos peajes porque no están blindados”, dijo.

“Esos fondos deben ser auditados y que los organismos vean en qué se han invertido”. Andonie lamenta que el objetivo no se haya cumplido y espera que las autoridades actuales hagan historia manejando los fondos de forma correcta.

Para Luis Larach, expresidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), todo se origina de una mala administración porque cuando no hay una planificación y se empiezan a tapar los huecos de un presupuesto o un rubro a otro se crea un desorden.

Larach indica que una administración ordenada se rige con el fiel cumplimiento de esos presupuestos y eso debe ser con los peajes. “El alcalde actual ha trabajado en el sector privado y esperamos que ponga en práctica esos principios como lo ha hecho en los otros desempeños”. El empresario dice que el objetivo para el que fue creado el peaje no se ha cumplido debido al desorden administrativo y a que han ocupado esos fondos para otros menesteres, principalmente para el pago de proselitismo político.