23/04/2024
05:10 PM

El pequeño Enmanuel está en casa con su madre

  • 30 septiembre 2015 /

Tegucigalpa, Honduras.

Vestido como un conejito amarillo, Enmanuel Eduardo salió del hospital Materno Infantil para conocer a todos sus familiares.

El bebé, que en un inicio su madre no reconoció porque creyó por ultrasonidos y médicos del hospital que daría a luz a una niña, ya se encuentra en casa de los Obando.

Ayer, al mediodía, después de una engorrosa espera, la madre salió del Hospital Escuela y pudo llevarse a su pequeño a casa. Esto después de conocer el resultado de una prueba de ADN donde se demostraba la paternidad de ella y su esposo. Anteriormente se acusó al hospital de haber intercambiado a la niña que supuestamente Ligia Obando había traído al mundo. “Ya por fin mi niño está conmigo. Estoy muy feliz y emocionada. Amo a mi hijo y lo acepto como es. No me importa qué sexo sea”, dijo. Ligia mencionó que los planes de realizar una segunda prueba de ADN siguen en pie, sin embargo, reconoce al bebé como suyo.

Sorpresivamente añadió que ella en ningún momento negó al pequeño, pero que fue víctima de una irresponsabilidad por parte del personal médico del centro hospitalario.

“Vamos a tener una segunda opinión; eso lo habíamos decidido. Ahora, yo quiero aclarar algo, yo nunca negué a mi hijo; pero sí le pido al hospital que sea más responsable”, expresó.

Añadió que ya fue evaluada por un psiquiatra para corroborar que no hay daños psicológicos.

“Antes de todo me hicieron evaluaciones. Estoy bien, pero algo sí puedo decir: a ninguna madre le deseo lo que yo pasé. Es una experiencia horrible que nadie debe pasar”, manifestó la madre del pequeño. Con lágrimas en sus ojos, la abuela del menor, Yamileth Rivera, no paró de dar gracias al Creador por la pequeña personita que llevaba en su brazos.

Después del ajetreo de sacar al menor del hospital, la emocionada familia se dirigió a la ermita de Suyapa.