Más noticias

Educación descarta promoción automática de estudiantes

Seguir la educación a distancia representa un desafío para muchos estudiantes que no tienen acceso a medios electrónicos ni a internet.

Tegucigalpa, Honduras.

El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, descartó la posibilidad que haya promoción automática de estudiantes en el presente año lectivo.

Dirigentes magisteriales han denunciado que todos los alumnos serán promovidos a su año inmediato superior como una forma de salvar este año marcado por la pandemia.

Unos 10,000 centros educativos impartieron clases semipresenciales a unos 800,000 estudiantes este año y no registraron casos de covid-19.

La promoción automática se define como la progresión sistemática del estudiante al siguiente año escolar independientemente de los aprendizajes alcanzados, sin embargo, el funcionario aseguró que “no estamos promocionando a los estudiantes en forma automática, lo que ocurre es que el año escolar para los educandos que estuvieron en forma permanente en el sistema concluyó en octubre pasado”.

Prosiguió diciendo que “arrancamos una segunda fase con un proceso de reforzamiento hasta diciembre con los que estuvieron medianamente en el sistema”.

$!Arnaldo Bueso reiteró que trabajan para recuperar el tiempo perdido.

“Desde diciembre a enero de 2022 desarrollaremos los campamentos lúdicos con aquellos alumnos que no estuvieron en el sistema, de manera que el año escolar concluirá a finales de enero”, subrayó.

“No podemos hablar de temas de promoción o reprobación porque estamos brindando todas las alternativas posibles para que los educandos puedan avanzar. Esa es nuestra misión, garantizar que todos los estudiantes puedan avanzar en su preparación, por eso el año escolar terminará en enero”, afirmó.

Relacionada: Año escolar se extenderá hasta finales de enero de 2022

Bueso sostuvo que “hemos venido impulsando una serie de acciones concretas para poder recuperarnos de los efectos de la pandemia y las tormentas tropicales Eta y Iota en el sector educativo”.

Mejorar la cobertura educativa y la calidad de la educación en el sistema público son dos grandes deudas que tiene Honduras, según críticos del sistema.

Desde que empezó la pandemia en el país, la educación a distancia se convirtió en la principal alternativa de más de 1.4 millones de estudiantes para seguir las clases, mientras que otra cantidad similar de alumnos, principalmente los del área rural, se quedaron al margen porque no tienen una computadora ni internet.

Otro gran problema de Honduras es el bajo rendimiento escolar, una condición que se ha agudizado en medio de la crisis por la pandemia y por la poca frecuencia de la comunicación entre docentes y alumnos.

Bueso sostuvo que “hemos venido impulsando una serie de acciones concretas para poder recuperarnos de los efectos de la pandemia y las tormentas tropicales Eta y Iota en el sector educativo”.

Mejorar la cobertura educativa y la calidad de la educación en el sistema público son dos grandes deudas que tiene Honduras, según críticos del sistema.

Desde que empezó la pandemia en el país, la educación a distancia se convirtió en la principal alternativa de más de 1.4 millones de estudiantes para seguir las clases, mientras que otra cantidad similar de alumnos, principalmente los del área rural, se quedaron al margen porque no tienen una computadora ni internet.

Otro gran problema de Honduras es el bajo rendimiento escolar, una condición que se ha agudizado en medio de la crisis por la pandemia y por la poca frecuencia de la comunicación entre docentes y alumnos.