27/01/2023
05:40 PM

Más noticias

Eduardo Montes soñaba con ser magistrado de la Corte Suprema

  • 16 septiembre 2015 / 11:09 AM /

Tuvo una prominente carrera como abogado y también era docente universitario. Amaba el fútbol y se preparaba para ser comisario Fifa.

Tegucigalpa, Honduras.

Eduardo Montes Manzano (44 ) era un reconocido abogado y notario con grandes ambiciones profesionales, pero ahora nunca se sabrá hasta donde pudo haber llegado, pues ayer fue asesinado de varias puñaladas en un pasillo del piso número 15 de torre Metrópolis número 1 de la capital.

El principal sospechoso de este hecho, según la Policía Nacional, es Rigoberto Andrés Paredes Vélez (28), hijo del reconocido poeta fallecido, Rigoberto Paredes, y de la escritora e historiadora, Anarella Vélez Osejo.

La noticia de la muerte de Montes causó luto y consternación entre los que conocieron a este reconocido profesional, quien en vida se desempeñó como juez de paz, defensor público, juez de sentencia y desde enero de este año como litigante privado.
Da acuerdo con el presidente del Colegio de Abogados de Honduras (CAH), José Luis Valladares, dentro de las aspiraciones de Montes estaba ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Relató que habló con Montes por última vez el pasado martes. “Me manifestó que tenía el sueño de ser magistrado y dijo que estaba pensando presentar su autoproposición para ser candidato a magistrado; sin embargo, ahora nos encontramos con esta noticia que le han quitado la vida”, declaró Valladares y exigió justicia por el terrible crimen. La vida de Montes estuvo marcada por la tragedia, pues hace siete años murió su hijo tras un accidente mientras viajaban a La Ceiba.

Foto: La Prensa

El abogado Montes fue velado ayer en el Colegio de Abogados.
Polifacético

Una de las actividades que más apreciaba era su ejercicio como docente en una universidad privada.

“Él era una persona bien jovial. Él era un docente muy querido. Le gustaba enseñar. Era de esos docentes carismáticos y que se diferencian de los demás”, relató.

Izaguirre comentó, además, que como juez de sentencia, Montes siempre fue una persona responsable, que velaba por la objetividad, celeridad y transparencia en la aplicación de la justicia.

Juez defensor

Montes también se dio a conocer por ser una persona solidaria, ya que conformó el equipo fundador de la Asociación de Jueces por la Democracia (AJD) para luchar por los derechos de sus colegas.

“Era un miembro activo, muy consciente de su responsabilidad tanto procesal como social y era un compañero que se ganó el cariño de todos”, manifestó el abogado Mario Díaz, presidente de la asociación.

“Recibimos la noticia con mucho dolor, con mucha consternación”, indicó el también compañero de tribunales de la esposa de Montes, Julissa Aguilar, la que agregó que Montes era responsable y siempre llegaba temprano.

Amor al deporte

Montes era un amante del fútbol. Los domingos iba al estadio Nacional Tiburcio Carías Andino como comisario en los espectáculos deportivos.

Su trabajo en el estadio era organizativo. Desde la llegada de los clubes, seguridad, los árbitros y el orden del espectáculo deportivo.

Por pasión, era comisario y miembro activo del Tribunal Nacional de Arbitraje del Fútbol (TNAF), entidad encargada de regular los castigos impuestos a los equipos de fútbol, entrenadores y jugadores. Asimismo, Montes se preparaba para convertirse en comisario oficial de la Fifa.

Sin duda tenía muchos sueños, pero ayer todos fueron apagados a puñaladas.