15/05/2022
05:52 PM

Más noticias

Disminuye tasa de letalidad en Honduras: ahora es de 4.1%

Cortés reportó ayer 81 casos, la cifra de positivos más baja de la semana.

TEGUCIGALPA.

Honduras estaría cerrando el mes de mayo con más de 5,000 casos de COVID-19, de seguir confirmando un promedio de 200 pacientes diarios, prevén los expertos. Ayer fueron anunciados por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) 112 pacientes más con el virus.

En Cortés, 81 personas dieron positivo, esta es la cifra más baja de casos positivos que se reporta en ese departamento durante la semana epidemiológica 21.

El departamento alcanza ya los 3,062 contagiados.En Francisco Morazán se reportaron ayer 19 casos, y El Paraíso y La Paz sumaron cuatro cada departamento.

Dos contagios se confirmaron en Choluteca, uno en Valle y uno en Atlántida.Dos personas fueron reportadas ayer como fallecidas a causa del COVID-19, los decesos son de Cortés, a la fecha se confirman 196 muertos.

'A nivel de las Américas estamos posicionados en un 5.8% de la letalidad.

karla Pavón, jefa de Unida de Vigilanci

En las últimas semanas, la tasa de letalidad en el país disminuyó, ayer fue de 4.1%.

Los expertos indicaron que es debido a los tratamientos que se están aplicando a los pacientes; sin embargo, si la cantidad de personas que necesitan ser hospitalizadas aumenta, hay riesgo que la letalidad aumente.

Se informó de 13 personas que lograron curarse en Cortés, sumando 519 recuperados a la fecha a nivel nacional.

Desde el 11 de marzo que se anunciaron los primeros casos hasta ayer, Honduras registra 4,752 personas contagiadas, de los cuales 4,037 continúan con el virus.

Apertura

La capital urge de revivir una golpeada economía por la pandemia del coronavirus, así claman desde los grandes empresarios hasta los pequeños emprendedores del municipio.

Dentro del plan de reapertura inteligente se ha dividido el país en tres regiones, según su densidad poblacional, cantidad de casos positivos de coronavirus y capacidad de respuesta del sistema de salud.

Rafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), consideró que la cadena de suministros, agroalimentaria y médica deben retornar, pero que debe dársele un especial apoyo a las micro y medianas empresas, que ya no soportan la carga de planillas y servicios públicos vencidos.

Ejemplificó con los centros de lavado de ropa, firmas contables, bufetes de abogados, así como empresas que dan mantenimiento a vehículos, equipos médicos y telefonía. “Se deben abrir las empresas que generen empleo”, expresó.

Admitió que a pesar de que el retorno gradual no es lo más productivo, sí es lo más prudente ante esta pandemia.

Reflexionó sobre la considerable inversión que deberán hacer las empresas para disponer de equipos de bioseguridad.

El Distrito Central, al ubicarse en el segundo lugar en casos positivos, entra en la región tres del plan de reapertura, que incluye a los 13 municipios con alta incidencia de casos.