04/12/2022
04:35 AM

Más noticias

“Cuando se nos ordene entregaremos al expresidente”: director de la Policía

La Cancillería hondureña recibió este día la resolución de extradición por parte del Poder Judicial.

Tegucigalpa, Honduras.

El director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez confirmó esta tarde (a las 2:00 pm) que aún no habían sido notificados por parte de la Cancillería acerca de la resolución de extradición del expresidente Juan Orlando Hernández para proceder con su entrega ante la justicia de Estados Unidos.

“Hasta esta hora no hemos tenido ninguna comunicación oficial como Policía, de momento estamos con la responsabilidad de la guardia y custodia del ciudadano Juan Orlando Hernández. Hay un sinnúmero de procesos que se deben de dar para hacer efectiva la extradición del señor Hernández con las autoridades norteamericanas”, expuso el jefe policial.

“La gente debe saber que cuando se nos ordene el traslado y entrega del expresidente lo vamos a hacer sin ningún problema, incluso ya tenemos una planificación puesto que no es la primera vez que tenemos que coordinar una movilización y entrega de este tipo”, agregó.

El jerarca policial prosiguió diciendo que “hay toda una documentación que se debe llenar, algo muy normal en los procesos de extradición. Como Policía estamos preparados, sabemos que se trata de un personaje de alta exposición mediática y política, por lo cual tomaremos todas las medidas, así como lo hicimos con su captura y trasladados hacia la Corte y viceversa”.

Un juez de extradición ordenó hoy la entrega a los Estados Unidos del exmandatario Juan Orlando Hernández Alvarado, luego de cumplirse completamente el procedimiento de extradición a requerimiento de la Corte del Distrito Sur de New York donde se le acusa de introducir sustancias controladas a ese territorio.

Relacionada: Familia no podrá tener contacto ni despedirse de Juan Orlando Hernández una vez salga de Fuerzas Especiales

El juez, en marzo pasado resolvió conceder la extradición del expresidente, decisión que fue apelada por su equipo de defensa; no obstante, un mes después el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, actuando como segunda instancia, rechazó los argumentos de la apelación y confirmó la decisión del juez natural designado, unánimemente por el primer cargo y por mayoría de votos en los dos cargos restantes.

Asimismo, la defensa técnica de Hernández Alvarado interpuso un recurso de amparo ante la sala constitucional, alegando violación a sus derechos y garantías individuales, el cual fue declarado inadmisible de manera unánime por los miembros de una sala “ad-hoc” conformada para conocer dicho recurso.

En cumplimiento al procedimiento de extradición establecido en el auto acordado aprobado por la CSJ en el año 2012, una vez que esta fue confirmada por los magistrados, el expediente fue devuelto al juez natural designado de primera instancia, quien ordenó la entrega, debiendo auxiliarse a través de la Secretaría de Seguridad, Secretaría de Defensa y la Cancillería.

A Hernández Alvarado, la Corte del Distrito Sur de New York le presentó tres cargos:

1. Conspiración para importar una sustancia controlada a los Estados Unidos desde un lugar fuera del mismo, fabricar y distribuir una sustancia controlada, con la intención y el conocimiento de que dicha sustancia sería importada ilegalmente a los Estados Unidos y a las aguas a una distancia de 12 millas de la costa de los Estados Unidos y fabricar y poseer con la intención de distribuir una sustancia controlada a bordo de una aeronave registrada en Estados Unidos.

2. Usar o portar armas de fuego, o ayudar e instigar el uso, el porte y la posesión de armas de fuego, a saber: ametralladoras y dispositivos destructivos, durante y en relación con poseer armas de fuego, incluidas las ametralladoras y dispositivos destructivos, en apoyo de la conspiración de importación de narcóticos de la que se le acusa en el cargo uno.

3. Conspiración para usar o portar armas de fuego incluyendo ametralladoras y dispositivos destructivos, durante y en relación con poseer armas de fuego, incluyendo ametralladoras y dispositivos destructivos, en apoyo de la conspiración de importación de narcóticos al territorio de los Estados Unidos.

Mientras se concreta la entrega, para lo cual no hay un plazo establecido, la detención preventiva deberá seguirse cumpliendo en las instalaciones del Comando de Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, como fue ordenado desde el pasado 15 de febrero, hasta que las autoridades hondureñas realicen las coordinaciones pertinentes con los agentes comisionados por el Estado requirente.