Tegucigalpa, Honduras

La economía hondureña se contraerá alrededor del 7 % este año por los efectos de la pandemia del coronavirus, para recuperarse y crecer cerca del 5 % en 2021, señaló este viernes el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Tegucigalpa.

La pandemia de coronavirus ha 'ralentizado' la actividad económica más de lo previsto, indicó una misión del organismo crediticio, que hoy concluyó una visita a la capital hondureña, en una rueda de prensa acompañada de autoridades del Gabinete Económico de Honduras.

El aumento de contagios por la enfermedad 'retrasó la salida gradual del confinamiento requerido para aliviar las presiones sobre el sistema de salud y proteger vidas', añadió.

Lo anterior, sumado al entorno externo débil, impactó en el crecimiento y las perspectivas fiscales, señaló la misión del FMI.

La misión del organismo indicó que prevé que la economía 'se contraiga alrededor de un 7 % y se recupere cerca de un 5 % el próximo año'.

Destacó además que la resiliencia de las remesas y los bajos precios del petróleo han respaldado la posición externa del país centroamericano.

Foto: La Prensa

El FMI destacó que Honduras ha adoptado una serie de 'respuestas' de política fiscal, monetaria y financiera frente a la pandemia. AFP

Las políticas económicas

La misión del FMI, encabezada por Esteban Vesperoni, conversó con autoridades hondureñas sobre la tercera revisión del Programa de Honduras apoyado por el organismo bajo el Acuerdo Stand-by (SBA) y el Acuerdo de Facilidad de Crédito (CFA).

Las conversaciones de la misión del FMI y las autoridades hondureñas sobre el apoyo del Fondo a las políticas económicas de Honduras y la implementación paulatina de medidas de emergencia en respuesta a la pandemia fueron 'muy productivas', subrayó Vesperoni.

El personal técnico del FMI propone completar la tercera revisión permitiendo el desembolso de 88 millones de dólares, sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del organismo crediticio.

Respuesta frenta a la pandemia

Una flexibilización incorporada a la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) ha permitido a las autoridades de Honduras 'responder a la crisis con un aumento temporal del déficit del sector público no financiero en 2020-21', añadió.

Aseguró además que el aumento del déficit obedece principalmente a la 'reducción de los ingresos fiscales, mientras que los gastos de emergencia para hacer frente a la crisis sanitaria, humanitaria y económica se han compensado en gran medida mediante reasignaciones presupuestarias'.

'El compromiso de las autoridades con la prudencia fiscal a mediano plazo, con un retorno proyectado al límite de déficit de la LRF en 2022, ha sido fundamental para mantener la confianza y el acceso a los mercados internacionales de capital', enfatizó.

Resaltó también que Honduras ha tomado medidas monetarias y financieras decisivas para 'amortiguar el impacto de la crisis, incluidas la reducción de la tasa de política monetaria, la provisión de liquidez y la implementación de esquemas para garantizar nuevos créditos tanto para Pymes como para grandes empresas, y apoyar la reestructuración de los créditos'.