Puerto Cortés, Honduras.

Los cuerpos de socorro de esta ciudad y resto del Caribe y noroccidente de Honduras continúan en alerta por las lluvias pronosticadas para este día.

La emergencia comenzó desde el fin de semana con el desbordamiento de río Leán en Tela, ayer fue en Puerto Cortes, adonde unos siete barrios y el centro de ese lugar se inundaron, lo que obligó el cierre de varias calles y negocios.

Entre los barrios afectados están Nuevos Horizontes, Cieneguita, La Laguna, El Porvenir, Pueblo Nuevo, San Ramón, Los Mangos y Buenos Aires, los pobladores tuvieron que poner en lugares altos sus pertenencias para protegerlas del agua.

Los cuerpos de socorro están en alerta para ayudar a los pobladores.
En la zona comercial del puerto fue necesario cerrar la primera y segunda avenidas, el nivel del agua no permitía la visibilidad de la vía para el tránsito de vehículos.

Key Boden, coordinadora del Comité de Emergencia Municipal, dijo que fue necesario evacuar a dos familias, estas se encuentran en albergues: “Pedimos a la población estar alertas y en especial a los que habitan en las orillas de ríos y quebradas, el mal tiempo va a continuar”.

Hernán Canales, comandante del Cuerpo de Bomberos de Puerto Cortes, dijo que el personal y el equipo están listos para atender cualquier emergencia que se presente; hasta el momento todo se maneja con normalidad.

En Tela, autoridades municipales y de Copeco comenzaron a atender ayer con raciones de alimentos, colchonetas y ropa a las familias afectadas.

Foto: La Prensa

Un bombero ayuda a sacar algunas pertenencias a una familia en la comunidad Santos Guardiola, Islas de la Bahía.
Según el pronóstico, las lluvias continuarán este día en el Caribe y noroccidente con un acumulado de agua de entre los cinco y 15 milímetros. Este temporal ha dejado más de mil afectados.

En San Pedro Sula todavía no se emite ninguna alerta, pero se espera que las lluvias continúen de forma dispersa.

Rony Rodríguez, subcomisionado noroccidental de Copeco, indicó que la ciudad sigue afectada por una cuña de alta presión “por la influencia de una masa de aire frío”.

Foto: La Prensa

Damnificados de Tela reciben víveres.