Más noticias

Congreso elimina decretos sobre reestructuración en Salud y Educación

Mauricio Oliva dijo que la acción que se toma es con el ánimo de buscar la paz.

Tegucigalpa, Honduras.

El Congreso Nacional de Honduras eliminó este martes los polémicos decretos sobre la Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema de Salud y Educación, respectivamente.

'No hay mejor herramienta que el diálogo. Hay una realidad que ustedes captaron alrededor de las cámaras, edificios incendiados y muchas personas golpeadas', dijo Mauricio Oliva Herrera, presidente del Congreso Nacional, en comparecencia de prensa.

La decisión fue celebrada por algunos parlamentarios del partido Libertad y Refundación (Libre), que coreaban 'sí se pudo'.

Oliva Herrera dijo que 'acabamos de tener una reunión con todos los jefes de bancada. El partido Libre no se presentó (...) en vista de los acontecimientos suscitados el día de ayer, esta presidencial del Congreso Nacional (...) acordamos que la sesión del día de hoy retirar el punto de acta sobre la ratificación de la ley Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema de Salud y Educación'.

Oliva dijo que sostendrán una nueva serie de reuniones con otros sectores encaminadas en recuperar la paz para evitar que millones de niños sigan sin acudir a clases y que millones de personas continúan sin atención médica.

Ahora, el presidente del Legislativo dijo que, el camino es que se redacte una nueva ley que venga a aportar para afrontar los problemas en educación y salud la cuales deben ser consensuadas con todos los sectores.

LEA: Puñetazos, insultos y empujones en zafarrancho en el Congreso Nacional

La reacción de Suyapa Figueroa, presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), indicó que 'estamos en la mayor disposición de dialogar, pero queremos que sea respetado el estamento jurídico que ya existe y que construyamos juntos un Estado de derecho'.

'Lo que ya está construido ha costado luchas y no podemos echarlas por tierra. Vemos con buenos ojos, con esperanza, este llamado que hizo el presidente del Legislativo; estamos abiertos al diálogo, pero con transparencia', agregó.

Antecedentes

A raíz de la aprobación de los decretos de reestructuración en salud y educación, el sector magisterial ha realizado marchas de protesta, mientras en centros de salud la atención ha estado limitada por la posición de los médicos que también rechazan la nueva ley.

Las protestas han continuado pese a que el Gobierno ha asegurado que estos decretos, aprobados el jueves 25 de abril por el Congreso Nacional, no buscaban facilitar despidos masivos sino mejorar la calidad de atención.

El Gobierno informó que la reestructuración de las Secretarías de Salud y Educación es necesaria para tener la disponibilidad inmediata de al menos 302 millones de dólares (unos 7,400 millones de lempiras) para invertir en infraestructura escolar, fortalecimiento de la educación prebásica, mejora en los servicios de salud neonatal y la construcción y modernización de dos hospitales públicos, entre otras actividades.

La mayor parte de estos fondos provienen del Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Cooperación Coreana y Cooperación Alemana y otra parte de recursos nacionales.