06/10/2022
05:52 AM

Más noticias

Condenan al narcotraficante Geovanny Fuentes a cadena perpetua más 30 años de cárcel

Fiscales del distrito sur de Nueva York solicitaron la sentencia máxima y una multa de 10 millones de dólares contra Geovanny Fuentes Ramírez.

Nueva York, Estados Unidos.

Este martes se dio a conocer la sentencia por parte del juez Kevin Castel contra el narcotraficante hondureño Geovanny Fuentes Ramírez, quien permanece en prisión en los Estados Unidos.

El hondureño fue condenado a cadena perpetua por un delito de narcotráfico y a 30 años de cárcel por posesión ilegal de armas. El tribunal del sur de Nueva York, que lo declaró culpable en marzo de 2021, lo obliga además a pagar 151 millones de dólares de multa tras encontrarlo responsable de traficar 5.000 kilos de cocaína hacia Estados Unidos.

“12 jurados lo condenaron, tenía tres abogados, había pruebas sustanciales, hoy es para sentenciar. Usted es libre de apelar ante tres jueces, pero le insto a que se concentre en la sentencia. Fuiste violento, 40 años no es suficiente castigo, condeno a Fuentes Ramírez a cadena perpetua más 30 años”, citó Castel durante la lectura de la sentencia.

La sentencia de Fuentes Ramírez se reprogramó en al menos tres ocasiones, siendo suspendida la última el mes pasado debido a problemas relacionados con el covid-19.

Los Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York había instado a imponer una condena de cadena perpetua por tráfico de drogas, pero no se había conformado con ese castigo sino que también hizo hincapié en la importancia de recuperar un monto de 151.7 millones de dólares (más de 3,700 millones de lempiras) de ganancias que este obtuvo durante 20 años como uno de los capos más poderosos del país, más el pago de una multa de 10 millones de dólares. En tanto, los abogados de Fuentes Ramírez había pedido la sentencia mínima obligatoria, que son 40 años en prisión.

Lea: “Fuiste violento, 40 años de cárcel no es suficiente”: juez Castel a Geovanny Fuentes mientras lloraba

El hondureño fue declarado culpable de narcotráfico en un tribunal de Nueva York el 22 de marzo de 2021. Tras un día de deliberación, los 12 miembros del jurado determinaron que Fuentes Ramírez es también culpable de posesión de armas.

Fuentes Ramírez fue capturado en Miami en febrero de 2020 en vinculación con el caso contra José Antonio “Tony” Hernández, también declarado culpable de narcotráfico en octubre de 2019 y quien purga una cadena perpetua en los Estados Unidos.

Relacionada: Interrogatorio de la DEA a Geovanny Fuentes

Geovanny Fuentes traficaba con toneladas de cocaína, cometió al menos cinco asesinatos y sobornó a funcionarios gubernamentales, lo que contribuyó al ciclo corrosivo del narcotráfico, la violencia y la corrupción que ha afectado a Honduras.

Según el relato de la Fiscalía, durante la primera década de este milenio, Fuentes Ramírez y el también narcotraficante Melvin Sandres, alias Metro, vendieron cocaína en Miami hasta que, temiendo ser descubiertos, regresaron a Honduras, donde Fuentes Ramírez, con la ayuda de “Metro”, primo de los líderes de Los Cachiros, empezó a trabajar con el cártel para ayudarles a transportar cargamentos de droga llegados de Colombia hasta la frontera con Guatemala en su camino hacia México y posteriormente a Estados Unidos.

Geovanny Fuentes Ramírez fue llevado ante la justicia por cargos de conspiración para enviar cocaína a Estados Unidos y posesión de armas de fuego.

Un fiscal recordó durante el paso del juicio el transporte de tres cargamentos por un total de 1,500 kilogramos de cocaína, “pero el acusado no estaba satisfecho protegiendo la cocaína de otro, él quería ser el líder, quería ser quien comprara y vendiera la cocaína por él mismo”. La Fiscalía sostuvo que esa es la causa que empujó a Fuentes Ramírez a comprar cocaína directamente, venderla y a abrir un laboratorio de droga para tratar cocaína base importada desde Colombia y transformarla en cocaína con la intención de aumentar el beneficio.

El hondureño defendió el laboratorio con armas automáticas, fusiles de asalto y lanzagranadas, un armamento con el que también protegió los cargamentos de drogas de Los Cachiros cuando trabajaba con ellos, según se desprendió.

La fiscalía de ese país aseguró que el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández (2014-2022) recibió sobornos de narcotraficantes como Fuentes Ramírez cuando era presidente del Congreso y después de ser elegido presidente del país.

La artillería de la Fiscalía contra el exmandatario de Honduras resonó en marzo de 2020 durante el juicio a Fuentes Ramírez que fue celebrado en una corte federal de Manhattan.Un contador que testificó en el juicio bajo el seudónimo de José Sánchez dijo que presenció dos reuniones en 2013 en las que Hernández, cuando era candidato a la presidencia, aceptó dos sobornos por parte de Fuentes Ramírez que en total sumaban 25,000 dólares.

Los fiscales también dijeron que Hernández y Fuentes Ramírez acordaron trabajar juntos en un narcolaboratorio que Fuentes Ramírez supuestamente operaba.

En ese momento, el exmandatario defendió la lucha de su Gobierno contra el narcotráfico, “cualquier narrativa sobre la batalla contra el narcotráfico en Honduras que omita la reducción sin precedentes del 95% (datos oficiales de USA) que logramos, generalmente es solo un vehículo para titulares dramáticos para promover el falso testimonio de los narcos que derrotamos”, escribió el exgobernante.