San Pedro Sula, Honduras.

La División Municipal del Ambiente (Dima) continúa las labores de reforestación en El Merendón con el objetivo de cuidar el agua que consumen los sampedranos.

Han echado a andar viveros en la colonia Gracias a Dios, en las aldeas El Gallito, Buenos Aires, Peñitas Abajo y Ladrillos.

Fausto Bográn, director de Protección y Control Ambiental de Dima, señaló que en El Gallito hay 15 mil plantas de laurel y guama y si el clima lo permite, sembrarán mil más. Además pretenden reforestar unas 22 manzanas de terreno, dependiendo de la densidad de siembra.

Vicente Mejía, encargado de la unidad de Cuencas de Dima, manifestó que se pretende reforestar las 15 comunidades de la cuenca de río Frío, que incluye la Laguna de Tembladeros, más conocida como aldea El Gallito. También atienden la cuenca de Manchaguala, que tiene 16 comunidades, de las cuales buscan reforestar siete.