San Pedro Sula, Honduras.

Daniela Merlo (12) y Emmanuel Polanco (7) serán los dos menores beneficiados con las primeras cirugías de trasplante de riñón que se realizarán en el hospital de la fundación Ruth Paz.

Ambos pacientes tienen diagnóstico de enfermedad renal crónica terminal, y solo el reemplazo del órgano podrá darles una oportunidad de vida.

Rubén Galeas, nefrólogo pediatra del Mario Rivas, explicó que “esto marca un paso más en la salud de la región noroccidental para que otros 30 niños que necesitan un trasplante puedan optar a la cirugía”. Aunque ambos pacientes se dializan en el Mario Rivas, las operaciones se harán en la fundación Ruth Paz.

“Ese centro asistencial cuenta con la logística para hacer este tipo de cirugías. También se va a tener el apoyo del equipo médico del Hospital Escuela Universitario que actualmente realiza los trasplantes en la capital”, indicó Galeas.

La niña beneficiada es de Choloma, y el varón, de Cofradía. En ambos casos, los donantes del riñón serán los padres.

El costo de las operaciones es superior a los 300,000 lempiras, sin contar con los exámenes.

La fundación de apoyo a enfermos renales Luz y Vida está realizando las gestiones para conseguir los fondos necesarios.

“Hemos recibido una aportación por parte de la fundación Tandem de 193,618.39 lempiras que se sumarán al total que necesitamos para beneficiar a estos niños y a todos los que necesitan esta operación”, indicó Milady Umaña, presidenta de la fundación.

Los padres de los niños manifestaron alivio por la oportunidad que les están dando.

“Estoy más que agradecido con Dios y los doctores por darle esta oportunidad a mi hijo. Con el mayor de los placeres le doy mi riñón para salvar su vida”, dijo Victorino Polanco, padre donador.