28/06/2022
12:39 PM

Más noticias

Como rey: Así fue recibido cuerpo de Tito Montes Bobadilla en Colón (Video)

Camionetas de lujo y extensas caravanas de motocicletas le dieron el “último adiós” al presunto capo hondureño.

Limón, Colón.

Antes de ser enviado ayer hacia Colón, en el litoral atlántico hondureño, el cuerpo de Tito Montes Bobadilla pasó por un batallón capitalino, donde permanece resguardada su madre, Herlinda Bobadilla.

Ese silencio capitalino, en que se permitió que la solicitada en extradición viera por última vez a su hijo durante 15 minutos, distó drásticamente del fulgor con que fue recibido el féretro de Tito Montes en el departamento de Colón.

Decenas de vehículos, entre pick-ups y camionetas de lujo, acompañadas por más de 100 motocicletas, recibieron el cuerpo de Tito Montes, a quien Estados Unidos señaló como uno de los jefes del clan Montes Bobadilla que opera en la región como uno de los cárteles del narcotráfico más prominentes.

La familia Montes Bobadilla se forjó un nombre en la región a través de sus bienes y, según los lugareños, por su filantropía, fiel al puro estilo de los capos que operan en poblados por lo general remotos de las urbes.

En videos publicados en redes sociales se observan caravanas de vehículos que resguardan el funeral de Tito Montes, mientras atraviesan las calles del municipio de Limón, en la más remota zona del departamento.

BUSCADOS POR ESTADOS UNIDOS

El 2 de mayo Estados Unidos anunció recompensas de hasta cinco millones de dólares por información que permita capturar a Herlinda Bobadilla y a sus hijos Tito Montes Bobadilla y Juan Carlos Montes Bobadilla, narcotraficantes hondureños de un cartel que lleva su apellido.

En un comunicado, el Departamento de Estado aseguró que el “liderazgo” de estos individuos en el cartel de los Montes Bobadilla ha aumentado “significativamente” desde el arresto en 2017 de Noé Montes Bobadilla, tercer hijo de Herlinda y condenado a 37 años de prisión en Estados Unidos.

Según Washington, los Montes Bobadilla trafican con drogas a través de Centroamérica, México y Estados Unidos. Las recompensas, de hasta cinco millones de dólares por cada uno de los tres individuos, forman parte de la “estrategia para combatir el narcotráfico y el crimen organizado en Honduras”, afirmó el comunicado.

Noé Montes Bobadilla, considerado como un elemento especialmente violento, fue condenado en 2019 por un tribunal de Virginia (EE.UU.) a 37 años de prisión por introducir miles de kilos de cocaína en Estados Unidos.

Antes de su captura, lideraba uno de los carteles más grandes de Honduras, que dominaba el área de Francia, en la costa caribeña del país, y que quedó en manos de sus familiares. Desde 2014 Honduras ha entregado en extradición a Estados Unidos a al menos 31 hondureños acusados por narcotráfico por ese país.