GUANAJA. Unos 37 propietarios de restaurantes, bodegas de granos básicos y pulperías, entre otros, piden apoyo al Gobierno para poder levantarse económicamente.

Estas familias lo perdieron todo durante el incendio del fin de semana en la zona de El Cayo en Guanaja, Islas de la Bahía. “Necesitamos ayuda porque queremos levantarnos de nuevo. Estamos quebrados, por eso le hacemos un llamado al Gobierno para que no nos dejen solos”.

“Perdí mi negocio que era un restaurante de dos pisos y necesitamos ayuda todos. Estamos preocupados porque vivimos de las ventas. No queremos ser olvidados”.

“Me quedé sin mi abarrotería y esperamos que provean ayuda porque queremos seguir adelante”. “Ojalá que puedan ayudarnos y que no nos olviden. Queremos ayuda para un comienzo. Yo tenía una pulpería y hace poco había comprado un enfriador que todavía lo estaba pagando y todo se quemó’’.

Son algunas de las voces de ciudadanos guanajeños que claman de ayuda para levantar de nuevo sus patrimonios.

La mayoría de los dueños de negocios que fueron afectados por el siniestro están siendo atendidos con ayuda humanitaria en centros de albergues y otros en casas de familiares.