TEMAS DESTACADOS:
21/05/2022
06:20 PM

Más noticias

Cinco claves de la Maccih propuesta por la OEA

Estas son algunas particularidades del sistema para frenar la corrupción en Honduras.

Washington, Estados Unidos

La propuesta hecha por la Organización de Estados Americanos (OEA) de crear un mecanismo que busca frenar la corrupción y al impunidad en Honduras fue avalado por el presidente Juan Orlando Hernández, quien destacó que también se busca entregar las bases de una reforma al sistema de justicia hondureño.

Estos son los cinco puntos que usted debe tener en cuenta.

1

¿Qué es la maccih?

La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) busca luchar contra la corrupción y la impunidad y dar acompañamiento y asesoramiento para reformar el sistema de justicia hondureña.

Procura el combate frontal al narcotráfico, identificar y combatir las irregularidades de todo tipo en los organismos públicos.

Tendrá una operatividad de dos años o más y puede ser renovado. Se coordinará bajo la Secretaría de Asuntos Políticos de la OEA.

2

¿quién la conforma?

Foto: La Prensa

La Misión estará dirigida por un jurista de reconocimiento internacional y alto nivel de competencia profesional en la investigación en temas de anticorrupción y el combate a la impunidad, quien reportará directamente a la Secretaría General de la OEA.

La selección del personal de la Misión, tanto internacional como local, será realizada con absoluta independencia, mediante un proceso objetivo y transparente, por la SG/OEA y se regirán por las normas de la Organización.

Una delegación de la OEA estará llegando a Honduras próximamente para dar los primeros pasos en la puesta en práctica de la iniciativa.

3

¿qué es lo que analizará

Foto: La Prensa

La Maccih estudiará cinco áreas de acción que comprenden el establecimiento de un grupo de reconocidos jueces y fiscales internacionales cuya labor es supervisar, asesorar y brindar apoyo a los órganos de control hondureños en la investigación y persecución penal de los delitos cometidos por actos de corrupción.

Asimismo, la elaboración de un diagnóstico sobre el estado de la situación del sistema de justicia hondureño a través del Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA).

Sumado a lo anterior, también destaca el apoyo a la implementación de las recomendaciones formuladas por el Mecanismo de Seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción (MESICIC) en Honduras.

Igualmente la asistencia en la implementación de las recomendaciones identificadas por las evaluaciones del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana (SNSC) realizado por la OEA.

Además la Misión tiene como objetivo crear un Observatorio de Justicia integrado por organizaciones académicas y de la sociedad civil hondureña para dar seguimiento y evaluar el progreso de la reforma del sistema de justicia hondureño.

Contribuir en el cumplimiento por parte del Estado Hondureño en sus compromisos internacionales adquiridos como son la Convención Interamericana contra la Corrupción, la Convención Interamericana de los Derechos del Hombre y la Convención de la Naciones Unidas contra la Corrupción; además apoyar, fortalecer y coadyuvar a las instituciones del Estado hondureño encargadas de prevenir, investigar y sancionar actos de corrupción.

La lista de objetivos se completa con: Mejorar la coordinación entre las distintas instituciones del Estado que trabajan en esta materia; proponer reformas al sistema de justicia hondureño; y fortalecer los mecanismos de “accountability” desde la sociedad civil.

4

¿qué pasos vienen?

La OEA y el Gobierno de Honduras deben suscribir un acuerdo que determine: el mandato de la Misión, incluyendo los objetivos y alcance.

Debe definir las funciones de cada componente de la misión, sus obligaciones, los privilegios e inmunidades del personal y la entidad del Estado que sirva de enlace.

5

¿cómo fuincionará?

Cada semestre el Jefe de Misión entregará al Secretario General un informe sobre los trabajos de la misión, señalando avances, desafíos y posibles obstáculos.

El Secretario General entregará posteriormente el informe al Gobierno de Honduras y al público en general. Los obstáculos se resolverán a través del ente de enlace del Gobierno y si no se puede solucionar será señalado en el informe semestral de la Misión al Secretario General.

Cada componente trabajará coordinadamente y se retroalimentará.

El Observatorio de Justicia es un eje transversal de fiscalización de la sociedad civil que monitorea y evalúa el progreso del aparto de justicia.