24/04/2024
06:54 AM

Cierre de vados impidió tragedias en San Pedro Sula en crecida de ríos

Los daños han sido leves y las obras de mitigación han funcionado, dice Bomberos.

    San Pedro Sula, Honduras.

    El inmediato cierre de los vados evitó tragedias, pero de nuevo quedó evidenciada la vulnerabilidad de la ciudad ante las lluvias.

    El fenómeno climático que afecta a Honduras desde las 9:00 pm del lunes está provocando fuertes lluvias en la zona norte. Por ello, los equipos de socorro piden a la población obedecer las recomendaciones y cierres de pasos peligrosos en la ciudad.

    Debido al ingreso del séptimo frente frío de la temporada, la cantidad de lluvia que cae en El Merendón es grande, y como consecuencia, las partes bajas resultan afectadas porque los tragantes están llenos de basura y colapsan. “Se han reportado varios árboles caídos, carros quedados en las zonas bajas de la ciudad”, dijo el capitán Carlos Cruz, jefe de operaciones del Cuerpo de Bomberos.

    La Municipalidad ha invertido en el sistema pluvial de la ciudad, pero no es suficiente porque se necesita que la población colabore para mantener limpios los drenajes y canales.
    Desde las 5:00 am, los equipos municipales cerraron los vados de las colonias Juan Lindo y Colombia, como medida de prevención. Igual ocurrió en el de Cemcol.

    Los pasos donde no hay puentes, sino planchas de concreto, permanecieron cerrados por más de cinco horas, y de seguir las lluvias y haber riesgo, la Policía Municipal procederá nuevamente al cierre temporal para asegurar la vida de los ciudadanos.

    Funcionan colectores

    Lo que más ha causado problemas en San Pedro Sula es la cantidad de basura y sedimento arrastrado por las corrientes.

    Osman Zavala, gerente de Infraestructura, explicó que hizo un recorrido por los vados, que es donde mayor riesgo corren los usuarios por las vías, y se constató que no hubo mayores incidentes.

    La Policía Municipal se ocupó de la vigilancia de los vados, y aún así varios arriesgaron sus vidas.
    “Vivimos en una ciudad adonde las lluvias nos afectan porque estamos al pie de El Merendón y ahí se capta bastante agua superficial. Esas corrientes afectan hasta llegar a las partes bajas de la ciudad”.

    Aunque siempre se reportaron calles anegadas, fue en menor proporción que otros años, y a juicio de Zavala eso fue porque los canales y colectores que se construyeron en diferentes sectores de la ciudad funcionaron muy bien.

    Entre los lugares afectados por las lluvia están las colonias Trejo, bulevar del sur, los vados Colombia, Juan Lindo, Cemcol, La Puerta, Satélite, 33 calle, entre otros.

    La peor parte se la llevaron los más de 20,000 pobladores que viven en el tramo entre Cemcol y Ticamaya porque les cerraron el vado y el estado de la calle empeoró y se volvió intransitable. “Si construyeran un puente donde está el vado, no tendríamos este problema”, afirmó el dirigente patronal Geovani Rodríguez.

    Seguirá lloviendo

    Lisandro Rosales, titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), informó que seguirá lloviendo al menos 48 horas más en la zona norte del país.

    Debido a la intensidad de las lluvias que azotaron ayer durante todo el día a Cortés, Copeco elevó la alerta de verde a amarilla, ya que hubo familias evacuadas y daños severos en Omoa, adonde el río Tegucigalpita cortó la carretera.

    Seguido de las lluvias, Copeco pronostica un notable descenso en las temperaturas por la masa de aire frío que viene tras las lluvias.