Tela, Honduras.

Personal de la División Municipal de Aguas de Tela trabajaba ayer para reparar los daños en la red de distribución de agua en el municipio, la que fue destruida por la crecida de tres ríos el pasado fin de semana.

El problema se presentó entre el sábado y domingo cuando las fuertes lluvias que azotaron el municipio causaran daño a las represas ubicadas en la parte alta de la montaña Nombre de Dios en los ríos Piedra Gorda, Lancetilla y Bañaderos. Las corrientes arrancaron de cuajo varios tramos de la tubería. Cuadrillas lograron rehabilitar el sistema en las dos primeras fuentes, no así la tercera que aún ayer se le hacían las reparaciones para tratar que el servicio sea habilitado hoy o mañana, de no continuar el mal tiempo.

Larizza Prieto, jefa de relaciones públicas de la alcaldía, informó que las labores no se han parado con el fin de normalizar el servicio de agua en los hogares de los teleños.

“Gracias a Dios la red que da agua a las colonias de Tela Viejo, sector sur, comenzaron a recibir el recurso en una cantidad mínima. Pedimos un poco de paciencia, el personal trabaja a tiempo completo para que el mismo llegue con normalidad”.

La funcionaria explicó que el de mayor daño es el de Bañaderos. En los albergues aún se encuentra un buen número de personas, todas están recibiendo víveres y asistencia médica, dijo el alcalde Mario Fuentes.

En Puerto Cortés, la situación se normalizó ayer. Key Boden, coordinadora del Comité de Emergencia Municipal, informó que pese al cese de las lluvias, se mantienen en alerta a cualquier eventualidad. Encargados de Meteorología informaron que el mal tiempo continúa este día con algunas tormentas en litoral del Caribe hondureño. El resto del país tendrá un clima agradable.