Tegucigalpa, Honduras

Por 69 horas la vieja tarjeta de identidad pasó a la historia en Honduras, pero los diputados del Congreso Nacional le devolvieron ayer su validez solo para trámites administrativos hasta el próximo 31 de diciembre.

A través de un decreto aprobado durante la vigésimo octava sesión legislativa virtual, la antigua cédula recobró vigencia para diversas diligencias, excepto para poder votar en los comicios generales venideros.

Con esta medida que al final contó con el respaldo de congresistas de la bancada del Partido Liberal, los ciudadanos que aún no disponen del Documento Nacional de Identificación (DNI) podrán seguir usando la vieja cédula para hacer gestiones bancarias, compras en comercios entre otro tipo de procedimientos únicamente por los siguientes 43 días o a hasta el 31 de diciembre de este año.

Mientras tanto el Registro Nacional de las Personas (RNP) deberá cumplir con la entrega de los DNI pendientes. Por otro lado, se admitió un decreto para ascender a 11 oficiales de la Policía Nacional y 150 de las Fuerzas Armadas. El comisionado general de Policía, Orbin Galo Maldonado, ahora ostentará el grado de Director General.

El Registro Nacional de las Personas ha entregado ya más de 4.8 millones de documentos y ha enrolado a más de 5.4 millones de ciudadanos.

El Registro Nacional de las Personas (RNP) estima que dentro del 12% de personas que se enrolaron para obtener el Documento Nacional de Identificación (DNI) alrededor de 170,000 emigraron, unos 50,000 fallecieron.

La cédula actual tiene 25 años de vigencia y solo contiene código de barras.