San Pedro Sula, Honduras.

Los casos de pacientes afectados por el síndrome de Guillan Barré como efecto de haber padecido de zika siguen llegando al hospital Mario Rivas. Desde diciembre a la fecha ya se cuentan 30 los afectados con el síndrome, de los cuales uno murió este 18 de febrero, el resto se ha recuperado y está en terapias de rehabilitación.

Luisa María Pineda, epidemióloga del hospital, explicó que “tenemos una niña que ingresó por una parálisis y como es menor de 15 años se le hicieron estudios para determinar si se trataba de poliomielitis o Guillain Barré y se confirmó que era Guillain. Una semana antes de que la paciente comenzara con la parálisis había presentado un cuadro muy sugestivo de zika”.

Pineda manifestó que la menor se está recuperando y que los resultados de un examen que se le hará el sábado determinarán si se le da el alta médica para que regrese a su hogar en Santa Rita, Yoro. Solo en marzo han ingresado unos seis pacientes con el síndrome.

Otras enfermedades

Estudiantes de Medicina de la Unah-vs realizaron una jornada educativa y de salud para evitar la propagación de la tuberculosis. “Esto es parte de la clase de Epidemiología Clínica para prevenir y disminuir la incidencia de la enfermedad que ha afectado 35 pacientes en lo que va del año”, indicó Marco López, médico en servicio social.