San Pedro Sula, Honduras.

Todo está listo para que mañana se instale el 25 Congreso Centroamericano y del Caribe de Avicultura con la participación de más de dos mil personas.

Una delegación de más de mil personas de diferentes países de Centroamérica y el Caribe formarán parte del 25 Congreso que se realizará por primera vez en el país, específicamente en San Pedro Sula.

Alberto Bográn, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores de Honduras (Anavih), dijo que esperan a mil extranjeros vinculados al sector y mil nacionales en el congreso que tendrá ciclos de conferencias, exposición comercial y citas de negocios.

“En la exposición comercial participarán 148 empresas que mostrarán sus productos y servicios”, dijo Bográn.

El evento es organizado por la Anavih, las autoridades de Turismo y la Federación de Avicultores de Centroamérica y el Caribe ( Fedavicac).

El ciclo de conferencias estará a cargo de cuatro expertos internacionales y habrá conferencias complementarias impartidas por nacionales.

La inauguración será mañana 21 en el Centro de Convenciones del Hotel Copantl, a las 4:00 pm y concluirá el jueves 23 de agosto.

Los temas de las conferencias estarán enfocados en los avances científicos, la tecnología y sostenibilidad del sector avícola.

Bográn indicó que el objetivo del encuentro es actualizar el conocimiento de los avicultores que participarán, sobre todo los de Honduras, para aumentar aún más la producción. Reveló que 15 empresas avícolas ya tienen citas programadas con Luis Mata, ministro para la Promoción de Inversiones de Honduras para que conozcan las ventajas de invertir en el país. “Lo que se busca es que instalen empresas aquí. Son empresas farmacéuticas y de tecnología”, detalló Bográn.

También tienen programado actividades turísticas para que conozcan más del país el viernes y sábado. “Esperamos un fuerte ingreso económico considerando que cada uno de estos turistas gasta en promedio 250 dólares por día. Los hoteles y paquetes turísticos ya están teniendo movimiento”, señaló. Las granjas avícolas de Honduras están libres de enfermedades aviarias.