San Pedro Sula, Honduras.

Consientes de la grave situación de la región latinoamericana por la cantidad de muertes neonatales y maternas, la Sociedad Hondureña de Anestesiología, Reanimación y Dolor (SHARD), realiza diversos talleres de entrenamiento en Colapso Materno y Código Azul Obstétrico con el apoyo del equipo de la Sociedad Colombiana de Anestesia.

El congreso que se realiza por primera vez en Honduras reúne a especialistas de varios países con el objetivo de buscar la reducción de este tipo de decesos.

Empezó ayer jueves en San Pedro Sula y concluye el domingo con la participación de anestesiólogos de AL. “El objetivo es que con la educación disminuyamos las muertes maternas y de los recién nacidos. Nuestro continente, África e India son los lugares en el mundo donde más casos se registran y esa es la importancia de este tipo de capacitación y enseñanza”, explicó Mauricio Vasco, coordinador de anestesia para mujeres embarazadas de la Asociación de Anestesia.

La Organización Mundial de la Salud establece que el promedio de muertes por esta causa es de 75 por cada 100 mil alumbramientos, no obstante en Honduras se registran 120 por cada 100 mil nacimientos vivos, eso lo convierte en el segundo país con mayor número de muertes antecedido por Guatemala con 134.

Costa Rica tiene el menor número de fallecimientos con 14, Nicaragua con 42, El Salvador registra 81, 64 en Panamá y 70 en Colombia.

“En 2015 fue publicado que habíamos fracasado en la meta de desarrollo mundial que era bajar en un 75% estas muertes, lo que significaba para Honduras 46 muertes maternas por cada 100 mil partos, sin embargo el reporte reflejó que de 150 fallecimientos que teníamos solo logramos bajar a 120, es por eso que estamos haciendo todo lo posible en fomentar la responsabilidad en todos los que estamos involucrados en el binomio madre e hijo”, expresó Carolina Haylock, coordinadora del curso.