Tegucigalpa. Los centros de triaje están siendo desbordados en su capacidad de atención por la avalancha de pacientes con síntomas respiratorios que llegan buscando atención.

Por cada día que transcurre, la incidencia de personas se incrementa, pues las filas de espera para ser atendidos son extensas.

En la Villa Olímpica, el Instituto Milla Selva y el del Centro Cívico Gubernamental (CCG) de la capital pasan llenos.

“Todos los triajes ya se están abarrotando, el Seguro Social, las Clipers, y esto es porque la gente no acata las medidas de bioseguridad y no cumplen los esquemas de vacunación”, advirtió Franklin Gómez, subdirector del Hospital Escuela.

En Honduras hay 1.1 millones de personas que todavía no se han aplicado ni la primera dosis anticovid-19.