Tegucigalpa, Honduras.

Los juzgados de Letras de lo Penal elevaron ayer a juicio oral y público la causa judicial instruida por el Ministerio Público en contra de Francis María Quezada, esposa de Marcelo Chimirri, exgerente de Hondutel.

Quezada es acusada por lavado de activos y almacenamiento ilegal de armas comerciales en perjuicio de la administración y seguridad del Estado de Honduras.

Ayer se realizó en los juzgados la audiencia preliminar en la que la Fiscalía solicitó al juez elevar el caso a juicio oral y público, la petición fue aceptada por la defensa de la acusada, ya que afirma que será durante el juicio en que se comprobará la inocencia de su defendida.

La acusación fue presentada luego que el Ministerio Público allanó la residencia de la pareja en la aldea Las Tres Rosas en el municipio de Valle de Ángeles, Francisco Morazán, adonde descubrieron la cantidad de 100,950 dólares, así como varias armas de fuego de las cuales tenían sus permisos de portación. Está pendiente la fecha del juicio.