Tegucigalpa, Honduras.

Con un acto especial, al cual asistieron los jefes de las diferentes unidades de la Policía Nacional a nivel de la zona noroccidental del país, se clausuró el curso Mando y liderazgo recibido por 103 agentes de esa institución que buscan un ascenso.

El evento, que duró un mes, se desarrolló en las instalaciones del centro de capacitación David Fúnez Villatoro de la comunidad de Agua Blanca Sur. “Un policía no debe ser corroído por la delincuencia, nuestra misión es luchar contra los que delinquen y darle tranquilidad y seguridad a los ciudadanos”, expresó Alexis Santos Vides, jefe de la Policía Nacional a nivel noroccidental.

Durante la estadía, los agentes y clases se sometieron a una serie de exámenes y pruebas físicas.

Optimismo

Los resultados se darán a conocer en octubre, para esa fecha se va a conocer quiénes pasan a grado superior y los que no lo lograron, pero esperan que todos lo hayan logrado, expresó el oficial.

Agregó que entre diciembre de este año y primeros días de enero de 2016 se conocerá la lista de los que aprobaron a grado inmediato.

El curso estuvo al mando del comisario de la Policía, Daniel Merino y otros oficiales con experiencia en ese tipo de adiestramiento. El clase uno Miguel García agradeció al alto mando por el apoyo para que ellos ocupen otra posición en la Secretaría de Seguridad.

“Esto nos enaltece y nos obliga a continuar trabajando para que la población tenga una mejor seguridad”.

Varios uniformados recibieron reconocimientos.

Hace unos días los participantes también fueron sometidos a pruebas sicométricas, socioeconómicas y toxicológicas por personal de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (Diep).