Más noticias

Narcotráfico y enriquecimiento, delitos que más achacan a policías

Denuncias serán trasladadas al Ministerio Público. Comisión confirmó ayer que 21 oficiales que estaban suspendidos serán separados de la Policía.

A través de la línea 2213-1439, la plataforma virtual www.denunciapolicias.com y el correo honduras@denunciapolicias se han recibido 80 denuncias contra policías.
A través de la línea 2213-1439, la plataforma virtual www.denunciapolicias.com y el correo honduras@denunciapolicias se han recibido 80 denuncias contra policías.

Tegucigalpa, Honduras.

Abuso de autoridad, narcotráfico, enriquecimiento ilícito y extorsión son los cuatro tipos de delitos que mayores denuncias recogen contra miembros de la Policía Nacional de Honduras en la plataforma de denuncia ciudadana creada por la Comisión Especial de Depuración y Transformación de ese cuerpo de seguridad del Estado.

La plataforma digital www.denunciapolicias.com redcién fue lanzada por los depuradores en Tegucigalpa y San Pedro Sula como una herramienta para dar seguimiento a la conducta de los miembros de la carrera policial y a la vez involucrar a la sociedad en el proceso de depuración.

Según un informe de la Comisión Especial, hasta la semana anterior se habían tramitado por esa vía y por el correo electrónico honduras@denunciapolicias.com, 80 formularios contra agentes y oficiales del cuerpo armado en su mayoría con el rango de comisionados, comisarios, subcomisarios, inspectores, clase I y clase II.

De las 80 denuncias, el 23% corresponde a abuso de autoridad, 17% a narcotráfico, 16% a enriquecimiento ilícito y fraude, 14% a lavado de activos e igual porcentaje a extorsión.

En al menos 46 de los casos, los policías fueron identificados plenamente por los ciudadanos al momento de la denuncia.

La documentación hasta ahora recolectada sobre la vinculación de policías en actos ilícitos será remitida al Ministerio Público y Tribunal Superior de Cuentas (TSC) para que estas instituciones abran las investigaciones de rigor y procesos judiciales respectivos contra los implicados.

“Es responsabilidad de esta Comisión poner al tanto a estas instituciones del Estado y suministrarle los datos, información, documentos y evidencias sobre estos supuestos malos policías”, dijo a este diario uno de los miembros de la Comisión Depuradora.

Suspendidos se van

El comisionado Omar Rivera confirmó que la mayor parte de los 21 policías que fueron suspendidos por la Comisión Especial serán cancelados por carecer de idoneidad para formar parte de la institución, tal como lo adelantó diario LA PRENSA este 11 de julio. “Es lógico pronosticar que la mayoría de los policías que en la actualidad están suspendidos serán cancelados, ya que muchos de ellos además de tener problemas con la justicia son investigados por dantescos crímenes y repugnantes actos delictivos, no cumplen a cabalidad el perfil de idoneidad que se necesita para estar integrados a la nueva estructura orgánica de la Policía Nacional”, expresó.

TC pdf1 020816(600x300)
LA PRENSA publicó el 11 de julio que se despediría a 19 oficiales suspendidos a esa fecha.

Desde su nombramiento en abril de este año, los depuradores ha cancelado a 258 miembros de la Policía, un equivalente al 37% de los 699 evaluados hasta la fecha.

Entre los depurados figuran seis generales, 27 comisionados, 36 subcomisionados, 39 comisarios, 51 subcomisarios, 69 inspectores, un subinspector y 29 policías de la escala básica.

Rivera agregó que es predecible que se deba tomar una decisión pronto sobre el destino de estos policías suspendidos. “Por lo que hemos podido observar hasta la fecha, la mayoría de ellos deberán dar un paso al costado por falta de confianza e idoneidad”, apuntó el depurador.

En caso de ser cancelados los elementos que sean sospechosos de haber cometido delitos, corresponderá al Ministerio Público iniciar un proceso de persecución penal en su contra.

Entre los suspendidos hay cuatro comisionados generales, seis subcomisionados, cuatro comisarios, seis subcomisarios y un inspector.

Varios de ellos están mencionados en un informe del diario estadounidense The New York Times por los asesinatos del titular de la Lucha Contra el Narcotráfico, Julián Arístides González y el exasesor en seguridad Alfredo Landaverde.